El Atlético fiscaliza la venta de entradas al Rayo para frenar a los Bukaneros

stop

El club rojiblanco exigirá el DNI a los aficionados rayistas que vayan al Calderón y prohibirá la entrada de los ultras

Enorme pancarta desplegada por los Bukaneros, del Rayo Vallecano, en el Calderón

19 de enero de 2015 (18:32 CET)

El Atlético fiscaliza la venta de entradas a los aficionados del Rayo con vistas al derbi del próximo sábado en el Vicente Calderón (20:00 horas).

El club que preside Enrique Cerezo ha condicionado la entrega de un paquete de localidades del fondo norte a la aceptación de unas normas de obligado cumplimiento por parte del Rayo. El equipo de Paco Jémez contará con el apoyo de 430 aficionados.

"El Rayo debe vender entradas únicamente a abonados debidamente identificados y que no pertenezcan a grupos o peñas ultras", solicitó el Atlético de Madrid. El club rojiblanco también notificó que no permitirá el acceso de banderas o bufandas "con simbología de grupos ultras", o "mensajes con lemas políticos, racistas o xenófobos".

Freno a los Bukaneros

El Atlético quiere evitar la presencia de los Bukaneros, grupo ultra del Rayo de extrema izquierda que, históricamente, ha mantenido una gran rivalidad con el Frente Atlético. Los ultras del Atlético siempre han simpatizado con la extrema derecha.

Raúl Martín Presa, presidente del Rayo, ya ha aceptado las condiciones impuestas por el Atlético, según un portavoz del club rojiblanco. En Vallecas, Presa ha intensificado su acoso a los Bukaneros en las últimas semanas. No obstante, la peña radical del Rayo sigue animando al equipo de Jémez en el único fondo del campo con aficionados. 

Ultras Sur y Boixos Nois

El Atlético, por su parte, permite la entrada de los socios del Frente Atlético que son abonados del club. Cerezo, sin embargo, prohíbe la exhibición de pancartas del grupo ultra y símbolos ofensivos en el fondo sur desde que el seguidor del Deportivo Jimmy Romero Taboada fue asesinado en las inmediaciones del Calderón, el pasado 30 de noviembre.

El Atlético ha reforzado las medidas de seguridad en el derbi después de comprobar que unos 250 simpatizantes de Ultras Sur compraron entradas para el partido que el Real Madrid disputó en Getafe. Los ultras madridistas adquirieron sus localidades en las taquillas del Alfonso Pérez y fueron ubicados en un extremo del campo, vigilados por una veintena de policías. Unas semanas antes, los Boixos Nois, grupo radical del Barça, también acudieron al estadio del Getafe.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad