El All-Star, una nueva oportunidad para que los Gasol exploten su imagen

stop

Los dos hermanos más famosos de la NBA arrastran la explotación de los derechos comerciales como su asignatura pendiente

Víctor Malo

Pau Gasol (Chicago Bulls) y Marc Gasol (Memphis Grizzlies) serán rivales en el partido de las estrellas de la NBA | Diario Gol
Pau Gasol (Chicago Bulls) y Marc Gasol (Memphis Grizzlies) serán rivales en el partido de las estrellas de la NBA | Diario Gol

14 de febrero de 2015 (20:19 CET)

Se avecina el día histórico. Dos jugadores españoles de baloncesto formarán parte del partido de las estrellas de la NBA como titulares. Dos hermanos figurarán entre los 10 mejores del campeonato por primera vez desde 1946. Lo harán como rivales. Se llaman Pau y Marc Gasol.

El All-Star Game se presenta como una día inolvidable en lo deportivo para el deporte español, pero también para el americano, poco amigo de asomarse al otro lado del charco. Sin embargo, hay otra faceta que podría dispararse con este acontecimiento: la económica. Los hermanos Gasol, gracias a sus propios e incuestionables méritos –han dejado fuera de los quintetos iniciales a jugadores como Kevin Durant y Tim Duncan–, tienen una nueva oportunidad de rentabilizar su imagen.

Pau Gasol tiene un sueldo de 7,1 millones de dólares en los Chicago Bulls. Su hermano mediano percibe más del doble en los Grizzlies de Memphis: 15,9 millones. Entre ambos acumulan más de 200 millones en ganancias por su trabajo sobre el parquet. Sin embargo, apenas suman cuatro millones de euros en concepto de derechos de imagen. Pau es la cara visible de marcas como Nike, San Miguel, Banco Popular y Unidad Editorial. Marc también tiene a Nike entre sus pagadores, además de Caser Seguros.

Entre Pau y Marc ingresan unos cuatro millones por derechos de imagen

Esos cuatro millones que suman entre ambos –cuyo montante principal lo genera el mayor de los Gasol– son una cantidad relativamente pequeña teniendo en cuenta su tirón mediático tanto en Estados Unidos como, muy especialmente, en España. Otros símbolos del deporte español como Rafa Nadal, Fernando Alonso o las estrellas de MotoGP se mueven en cifras más elevadas.

Así lo resume un especialista en marketing deportivo consultado por Diario Gol: "Gasol se queda el que mas corto de todos. Su imagen ha sido mal comercializada. Gana mucho por jugar y poco por patrocinio para estar al nivel que está".

La explotación de sus derechos de imagen es la gran asignatura pendiente de los Gasol. Ellos, no obstante, no son los culpables. La responsabilidad de esta situación recae en los asesores y representantes que han tenido hasta la fecha. No en vano, mantienen un proceso judicial abierto contra Arturo Ortega y Enrique Rodríguez por este motivo.

Ruptura dolorosa con sus antiguos representantes

"Sé el dinero que tengo, más o menos. Cuanto más dinero tienes más consciente debes ser de lo que hay sobre la mesa. Está en juego tu futuro y el de tu familia. Las inversiones, mover el dinero adecuadamente, me ocupa bastante tiempo, pues podría haber pérdidas, operaciones en falso... Hay que estar encima, ser tú el que decide. Las cosas importantes del dinero no se deben delegar", expresó Pau Gasol en 2009. Hacía referencia a lo que terminó siendo el negocio más ruinoso de su carrera, según relató su abogado en la querella interpuesta contra sus exagentes en reclamación de 14 millones de euros.

Los hermanos Gasol rompieron con sus antiguos representantes en verano de 2012. Incluso intervino la madre de ambos, Marissa Sáez, en el desencuentro: "Estos tíos son unas sanguijuelas, no paran de chuparle la sangre a mi hijo". Desde entonces, los Gasol han contado con el asesor de marketing de Leo Messi, Pau Negre, y con el agente Gonzalo Amilibia. Sin embargo, sus ingresos comerciales siguen sin dispararse. El All-Star será, sin duda, una buena oportunidad para relanzarlos.