El afán recaudatorio del CSD puede provocar la espantada de inversores en el deporte español

stop

La modificación de la Ley de Mecenazgo contemplaría la pérdida de determinadas bonificaciones y deducciones tributarias para los patrocinadores

Miguel Cardenal en una imagen de archivo

21 de noviembre de 2012 (22:15 CET)

El conflicto entre la recaudación y la inversión en deportes está servido. Miguel Cardenal, secretario de Estado para el deporte, apuesta por la eliminación de buena parte de las bonificaciones y deducciones fiscales que afectan a las empresas que invierten en la explotación de eventos deportivos.

Actualmente, y en base a la denominada Ley de Mecenazgo, las marcas que patrocinan los acontecimientos deportivos en España gozan de una serie de deducciones (de entre un 25% y un 35%) en el Impuesto de Sociedades. El Consejo Superior de Deportes (CSD) es partidario de terminar con la mayoría de ellas y mantener básicamente las que están vinculadas al Plan ADO. Lo que implicaría una apuesta por las disciplinas olímpicas.

Espantada de patrocinadores

Esta voluntad surge con un claro afán recaudatorio. A raíz de los importantes recortes presupuestarios que ha anunciado Cardenal en los últimos años (24,6% en 2011 y un 50% aproximadamente en 2012), el CSD tiene que buscar la manera de reforzar su partida económica. Sin embargo, ello podría tener un efecto contradictorio si las marcas optan por reducir o retirar sus patrocinios.

Las previsiones apuntan a que la modificación de la Ley de Mecenazgo se aprobará antes de 2013. Aunque se especula con que en algunos ámbitos las empresas podrían contar con desgravaciones de hasta un 60%, parece que la parcela deportiva no correrá la misma suerte.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad