El Abogado del Estado acusa al Barça de "crearse un colchón para delinquir"

stop

El escrito de Edmundo Bal en relación al 'caso Neymar', como el del fiscal, presiona al juez para que mantenga imputado a Bartomeu

Víctor Malo

El Abogado del Estado Edmundo Bal (izquierda), el abogado de la defensa José Ángel González Franco (derecha) y Josep María Bartomeu (centro), frente al reflejo del juez Ruz
El Abogado del Estado Edmundo Bal (izquierda), el abogado de la defensa José Ángel González Franco (derecha) y Josep María Bartomeu (centro), frente al reflejo del juez Ruz

05 de marzo de 2015 (03:28 CET)

El Abogado del Estado también ha pasado a la acción, una vez más, contra el FC Barcelona. Empecinado en perseguir penalmente una causa que la mayoría de la doctrina jurídica consultada considera inexistente, Edmundo Bal sigue los pasos del fiscal José Perals y presiona al todavía juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz para que mantenga imputado al presidente del Barça, Josep María Bartomeu. "Pretendía crearse una especie de colchón para delinquir", le acusa Bal.

En un contundente escrito de respuesta a las alegaciones de José Ángel González Franco, abogado de Bartomeu, para pedir el archivo de la causa contra su cliente, el Abogado del Estado trata de desmontar los argumentos del penalista barcelonés. Para ello, Bal se limita a narrar su percepción de los hechos desde que se abrió la causa sin entrar al fondo de lo que alega González Franco.

Para empezar, el Abogado del Estado parece tomarse a broma la delegación de responsabilidad que hace Bartomeu en el despacho de fiscalistas Cuatrecasas, a los que pidió que asumiesen un "riesgo cero" para el club: "La representación letrada del imputado viene a señalar que depositó toda su confianza en un asesor fiscal magnífico que le aseguró que todo estaba bien".

"Voluntad torticera de engaño"

Entonces, aprovecha para arremeter contra el propio Bartomeu: "No es razonable pensar que pueda alegar desconocimiento de tales obligaciones [la retención de los impuestos derivados del último pago a N&N de cinco millones de euros], salvo que estemos ante la figura jurisprudencial –no eximente de responsabilidad penal– de la ignorancia deliberada". Y añade que Bartomeu pretende utilizar sus declaraciones como único elemento probatorio, a pesar de que el juez ha pedido como prueba documental la declaración complementaria que realizó el club en febrero de 2014.

"El consejo del abogado o del asesor para nada elimina el conocimiento y la voluntad que penalmente se exigen en el sujeto pasivo del tributo para ser considerado presunto autor del delito", afirma Bal para tratar de convencer a Ruz de que "deliberada y conscientemente se ha eludido el pago de cantidades que se hubieran debido retener" y de que existe una "voluntad torticera de engaño".

El Abogado del Estado se muestra irónico

Bal entra de puntillas, en cambio, a rebatir las alegaciones de González Franco en base a Cuatrecasas sobre que la consignación que ahora se reclama ya fue regularizada anticipadamente: "¿Cómo es posible regularizar antes de que se cometa el delito?". Incluso recurre a la ironía: "Si dejamos aparte el argumento de la consignación preventiva de futuros delitos...".

Y Para tratar de defender con más empaque sus tesis, Bal acude a la improcedencia en este caso de la excusa absolutoria. Se trata de un término jurídico que en ningún momento empleó el letrado de la defensa durante su escrito de alegaciones para pedir el archivo de la causa y que viene a querer decir lo siguiente: si se regulariza el ilícito antes de que se interponga la querella criminal, se consigue automáticamente la absolución.

"Solo falta que el juez sea valiente"

Fuentes jurídicas consultadas por Diario Gol aseguran que el escrito de Bal es "cutre salchichero" y que "no responde al escrito de alegaciones de Bartomeu ni a ninguno de los otros dos [el de Cristóbal Martell, abogado del Barça, y el de Igancio Ayala, abogado de Sandro Rosell]". "La intención de la defensa del presidente en su escrito es dejar claro que como no hay perjuicio ni se ha consumado el delito, directamente no hay delito", explican.

Las mismas fuentes opinan que "el Abogado del Estado está preocupado porque el fiscal interpuso la querella a la persona jurídica, no a la física" y porque "Bartomeu fue imputado después de haber realizado la complementaria". "Estos motivos son suficientes para archivar la causa por falta de indicios de delito, pero falta que el juez sea valiente. En cambio, Ruz tiene fama de no serlo y de obedecer a pies juntillas al fiscal de turno", matizan con firmeza.

 

LEA AQUÍ EL ESCRITO ÍNTEGRO DEL ABOGADO DEL ESTADO

LEA AQUÍ EL ESCRITO ÍNTEGRO DEL FISCAL  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad