El abogado del Barça en el 'caso Neymar' fracasa con Messi y Núñez

stop

La estrategia jurídica de Cristóbal Martell no da los resultados esperados entre la clase alta del deporte

Leo Messi, Cristóbal Martell y Josep Lluís Núñez | Diario Gol

01 de noviembre de 2014 (00:00 CET)

Cristóbal Martell, el abogado de moda en el ámbito del derecho penal, está en horas bajas. Defensor del Barça en el 'caso Neymar' y de Jordi Pujol por sus cuentas ocultas fuera de España, Martell ha recibido dos varapalos en una semana. No pudo evitar la orden de ingreso en prisión del expresidente azulgrana Josep Lluís Núñez y ha perdido a Leo Messi como cliente.

No son buenas noticias para el FC Barcelona, preocupado por salvar el proceso penal en la Audiencia Nacional por un supuesto delito contra Hacienda. La junta directiva del Barça debatió recientemente sobre la posibilidad de cambiar de abogado, visto que también era designado para defender a la familia Pujol, pero finalmente decidió mantener la confianza y al poco tiempo llegaron resultados: la retirada de la querella de Jordi Cases, con la inestimable intervención de Javier Faus.

La especialidad jurídica de Martell consiste en rebajar las penas de prisión de sus clientes cuando es evidente que hay culpabilidad o en avanzar el pago por todos los importes supuestamente defraudados para negociar con fiscalía y cerrar el proceso penal. Como dijo Josep María Cortés en una ocasión, "cuando Montoro saca sus perros de presa, ya es demasiado tarde. La prueba es dogma de fe. De mitigar su carga se ocupa Cristóbal Martell". Sin embargo, el 'caso Messi' se le ha atragantado.

Otro abogado defenderá el entramado societario de los Messi

El astro argentino no ha visto cumplidas sus pretensiones judiciales. El objetivo de los Messi, donde el padre del jugador, Jorge Horacio, asume la principal carga de responsabilidad, era evitar que el proceso de instrucción terminase en juicio. Para ello, Martell aconsejó al crack azulgrana pagar cantidades millonarias –alrededor de 50 millones de euros– a la Agencia Tributaria. Messi pagó, pero no sirvió para alcanzar un pacto con la fiscal Raquel Amado.

Messi tendrá que sentarse en el banco de los acusados por la comisión de un supuesto delito contra Hacienda. Pero no lo hará asesorado por Martell, sino por Javier Sánchez-Vera y Enrique Bacigalupo. Es poco probable que se demuestre la culpa del argentino durante el proceso, ya que era menor de edad cuando se tejió el entramado de sociedades ideado para evitar pagar los impuestos que correspondían en España por la explotación de sus derechos de imagen.

Martell también defendió a Laporta

Sin embargo, es mucho más cuestionable la posición de su progenitor. Toda vez que, aunque actuase siempre asesorado por expertos fiscalistas del bufete Juárez Veciana, fue suya la decisión de constituir sociedades en el extranjero como las siguientes: Sports Consultants Ltd (Belice), Sport Enterprises Ltd (Reino Unido), Goodshire SA (Uruguay) y Lazario GMBH (Suiza), entre otras.

Mientras se encaran estos complejos procesos penales, en el Barça podrán seguir debatiendo si mantienen la confianza depositada en Martell. El penalista también defendió a Laporta cuando estaba amenazado por los Boixos Nois. No deja de ser curioso que dos juntas tan antagonistas y ahora enfrentadas por la polémica acción de responsabilidad social hayan contratado al mismo abogado.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad