El 41% de los futbolistas cobra sus sueldos con retraso

stop

La FIFPro denuncia las malas condiciones de pago para los jugadores y destapa que un 12% han recibido ofertas para amañar sus partidos

aviones apertura_844x448

20 de febrero de 2013 (19:59 CET)

La Federación Internacional de Futbolistas Profesionales (FIFPro) ha denunciado este miércoles que un 41,1% de los jugadores que viven del fútbol cobra sus salarios con retraso. De estos, el 5% tarda más de seis meses en percibir su remuneración por el trabajo realizado. Un aspecto que en el 93% de los casos responde a la deficiente situación económica de los clubes, según ha expuesto Brendan Schwab, presidente de la división de FIFPro en Asia.

Que la situación financiera del fútbol es un drama (a pesar de que los ingresos de los clubes han crecido en un 9,1% en los últimos cinco años) no es ningún secreto y, por eso mismo, en 2009 la UEFA puso en funcionamiento el Financial Fair Play (FFP), para tratar de controlar el doping financiero de los clubes europeos. De hecho, en la actualidad solamente hay tres pequeños estados en toda Europa cuya totalidad de entidades de fútbol no tienen pérdidas: Albania, Macedonia y Liechtenstein. Países donde la tradición y el interés por el fútbol es menor.

Red de amaño de partidos

El peligroso nivel de endeudamiento del fútbol ha afectado a futbolistas, entrenadores y, en general, al personal laboral de los clubes. Ello, a su vez, está teniendo trágicas consecuencias para este deporte: una red de amaño de partidos en crecimiento. Hasta el punto que el 11,9% de futbolistas ha tratado de ser seducido para dejarse ganar, según expone la FIFPro. Esta asociación representa a un total de 65.000 futbolistas, con lo que estamos hablando de que cerca de 8.000 jugadores han sido tentados para amañar encuentros.

Asimismo, Schwab asegura que más del 23,6% de futbolistas es consciente de que las ligas en las que compiten son objeto de amaño de partidos. Datos que se suman a la reciente información surgida sobre la mayor trama de amaños de la historia del fútbol, que generó unos ocho millones de euros de beneficio a los supuestos delincuentes solo en Alemania, epicentro de la red. Escándalos contra los que previno hace unas semanas Ralf Mutschke, jefe de seguridad de la FIFA.

Acoso a futbolistas

Otro de los aspectos que apuntó Schwab en su comparecencia es el grado de violencia al que se ven expuestos los jugadores de fútbol. El mayor foco de proyección de actos violentos hacia los futbolistas es la afición (un 55,8%), pero también hay un elevado porcentaje que se corresponde a las directivas de los clubes o a los entrenadores (22%).

Más de un 10% de los futbolistas sufre acoso o intimidación, y uno de cada diez informes sobre partidos señala actitudes racistas y discriminatorias procedentes del público. En cuanto al grado de acoso, el 64% corresponde a los directivos y el 24% a los entrenadores. Una problemática que FIFPro lleva tiempo denunciando.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad