Eduardo Ester o el sueño de un paralímpico por participar en los Juegos de Rio de Janeiro

stop

Triatleta, es hermano de Laura Ester, subcampeona olímpica en Londres con la selección de waterpolo.

Eduardo Ester, antes de competir / Diario Gol

24 de septiembre de 2012 (19:20 CET)

Eduardo Ester tiene una pérdida de visión global del 77% desde que nació, hace 27 años, en Barcelona. Estudiante poco aplicado, siempre destacó como deportista. El salto de altura fue su primera especialidad, pero ahora compite en triatlón (modalidad deportiva que combina ciclismo, natación y atletismo). Tercero en los últimos Campeonatos de España celebrados en Pontevedra, aspira a participar en los Juegos Paralímpicos que en 2016 se celebrarán en Rio de Janeiro.

"En los próximos años tendré que mejorar mis tiempos en atletismo y encontrar un patrocinador para poder competir", recalca Eduardo, quien ha renunciado al Mundial de 2012 que se celebrará en Nueva Zelanda "por motivos económicos". "Las subvenciones de la Federación Española de Triatlón son insuficientes, porque nos teníamos que repartir entre 8.000 y 9.000 euros entre siete deportistas. Yo tengo que ir con un acompañante [Marc Gorga] para poder competir y ni tan siquiera me da para pagarme mi billete", lamenta el triatleta.

Bicicletas de la ONCE

"La ONCE también nos ayuda al prestarnos sus biciceltas (tándem), que son muy caras, pero las grandes ayudas tienen que llegar del Gobierno. El deporte paralímpico sólo interesa durante los Juegos y sin subvenciones, no habrá buenos resultados", recalca Eduardo. "La competición engancha; el problema es que el deporte cuesta dinero", añade este triatleta de Barcelona que se gana la vida en Servitelco, empresa de telefonía que emplea a personas discapacitadas.

Eduardo se entrena cada día entre una hora y media y dos horas, habitualmente en el Club Esportiu Mediterrani. Marc siempre le acompaña cuando practica el ciclismo y en las semanas previas a la alta competición. A él, dentro de cuatro años, le gustaría vivir las mismas sensaciones que su hermana Laura Ester, subcampeona olímpica de waterpolo con la selección española en Londres. "Ella es mi referencia, la persona a la que me gustaría parecerme. Si soy constante, estaré en Río", sentencia.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad