Ecclestone aplaza otro año más la salida a bolsa de la Fórmula 1

stop

La crisis global y el cambio de manos en las acciones de FOM provocan el aplazamiento

Bernie Ecclestone, patrón de la F1

02 de noviembre de 2012 (18:03 CET)

Del asfalto al parqué. La salida a bolsa de la Fórmula 1 continúa siendo una de las principales quimeras de Bernie Ecclestone. El diretor ejecutivo de Formula One Management (FOM) ha confirmado que, debido a la tesitura económica a nivel global, la entrada del campeonato a los paneles bursátiles tampoco tendrá lugar en 2013.

"Creo que deberíamos olvidarnos de ello para el año que viene", añadió. "En mi opinión, deberíamos (olvidarnos de 2013). Yo diría que para 2014 el mundo se habrá resuelto un poco mejor", aseguró el patrón del Mundial en declaraciones a Reuters. Cabe recordar que FOM tenía hace unos meses prácticamente cerrada su salida a bolsa en Singapur por valor de 3.000 millones de dólares, con la ayuda de entidades financieras como Goldman Sachs, Morgan Stanley o Banco Santander, que habrían jugado un papel fundamental a la hora de colocar las acciones. Sin embargo, y debido a la situación generalizada de los mercados, sus propietarios decidieron frenar el proceso y esperar a un mejor momento.

A ello, hay que sumar la venta de participaciones por valor de 2.100 millones de dólares del fondo privado CVC, que ha pasado de contar con un 63 a un 35,5% del accionariado de la Fórmula 1 y la entrada en la sociedad de Blackrock, Waddell & Reed, de la entidad noruega Norges Bank Investment y del fondo de pensiones Texas Teachers, que se hará con un 3 del 12% de las acciones de la sociedad aún en poder de Lehman Brothers.

Un campeonato que ya cotiza


La salida a bolsa de FOM se añadiría de esta forma al índice Global Grand Prix, creado en 2007 por STOXX, el consorcio que forman las bolsas de Nueva York y Fráncfort, "para proporcionar medidas exactas de la industria" de la Fórmula 1 y "reflejar con precisión las características específicas del sector", replicando "la evolución de los principales actores" y "reflejando el éxito de los fabricantes" añadiendo "peso al vencedor y segundo clasificado en el Mundial de constructores".

Con un capital flotante de 893 millones de euros, Global Grand Prix cotiza desde 2007 en el parqué de Zúrich y en el último año, sus acciones –que a día de ayer tenían un precio de 205 euros- se han revalorizado en torno a un 17%, lejos del 32% que llegó a registrar en el primer trimestre de este año. En la actualidad, este índice bursátil cuenta con la presencia de diez de las firmas más importantes que forman parte del Mundial desde fabricantes de automóviles (Daimler, Fiat, Renault), componentes (Pirelli), petroleras (Exxon, Petronas, Shell, Total), telecomunicaciones (Vodafone) y hasta escuderías como Williams F1.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad