Dos triunfos in extremis permiten a Europa agarrarse a un clavo ardiendo en la última jornada

stop

El combinado estadounidense comanda el marcador 10-6 y solo necesita sumar 4,5 puntos de los 12 en juego este domingo

Sergio García celebra la consecución del último punto ante EE.UU.

30 de septiembre de 2012 (12:24 CET)

Los dos últimos puntos de la segunda jornada de la Ryder Cup han reavivado las opciones del combinado europeo, que se aferra a los 12 últimos partidos del domingo (necesitan ganar ocho) para remontar el 10 a 6 adverso que campea en el global de la competición a favor de los Estados Unidos.

Sergio García y Luke Donald, y finalmente Ian Poulter con Rory McIlroy, impidieron que los anfitriones cantasen victoria antes de tiempo ante los 40.000 aficionados que se agolpan en las instalaciones de Medinah (Illinois). Al equipo capitaneado por Davis Love III le basta con sumar 4,5 puntos (cuatro victorias y un empate) para levantar una copa que han merecido desde el primero de los 16 encuentros disputados hasta el momento, puesto que de las seis derrotas locales, todas menos una (hoyo 17) se escenificaron en el hoyo 18.

Compenetración local

El equipo estadounidense ya avanzó el doble de metros que el europeo (8 a 4), tras los partidos matinales de 'foursomes' (golpes alternos). Tres de ellos cayeron hacia el bando local.

De las tres victorias del 'Team USA' en los 'foursomes' matinales, cabe destacar una especialmente sorprendente. Por el resultado, un abultado 7 y 6 (7 hoyos de ventaja y 6 por jugarse). Phil Mickelson y el novato Keegan Bradley liquidaron a los ingleses Luke Donald y Lee Westwood en el hoyo 12. El resultado igualó el mejor registro de una victoria por parejas en la historia de la Ryder Cup. De hecho, Mickelson no ha pisado aún el 'green' del 18 y, además, es la segunda vez que suma 3 puntos en otros tantos partidos. Antes solo había logrado en la edición de 1995, cuando el zurdo era novato y Bradley, su actual pareja, tenía solo 5 años.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad