Directivos a más de 15 millones de euros por temporada

stop

Las cuentas de la NFL desvelan que su comisionado ingresó en 2011 un sueldo superior al de cualquier estrella de la liga

16 de febrero de 2013 (14:41 CET)

Dirigentes sin tope salarial. Las grandes ligas estadounidenses se han subido al carro –tan de moda en España últimamente- de hacer públicas sus cuentas. Sueldos millonarios que, al menos en la NFL, NBA y MLB superan los 15 millones de euros para sus cabezas pensantes. Y es que según una información de Sportsbussinessdaily, el comisionado de la NFL, Roger Goodell ganó en 2011 más de 22 millones de euros, superando a cualquiera de los jugadores en activo del campeonato más rentable del planeta y a sus homólogos en la NBA (David Stern) o la MLB de béisbol (Bud Selig), cuyos ingresos rondarían los 15 millones de euros.

Según la declaración de impuestos presentada por la liga de fútbol americano, Goodell casi ha triplicado sus ingresos en apenas un año, pasando de los 8,67 millones a más de 22. Un salario millonario, cimentado en extras como las devoluciones de impuestos producidas a partir de acuerdos logrados para la totalidad de franquicias, entre ellos el nuevo contrato televisivo, que le habrían generado un 'bonus' de casi 17 millones. Entre otros méritos durante su mandato –que se extenderá hasta 2019- el comisionado Goodell ha hecho frente a serios problemas como las huelgas de jugadores y árbitros en 2006 y 2011, respectivamente, o el escándalo donde se acusó a jugadores y técnicos de recibir dinero por lesionar rivales.

Millones para todos

En este jugoso reparto de beneficios entre dirigentes, sus hombres de confianza también cuentan con sus respectivos pellizcos. Son los casos del consejero general, Jeff Pash (6,6 millones en 2011) o del máximo responsable de la división audiovisual de la liga, NFL Network, Steve Bornstein, cuyos ingresos ascendieron hasta los 4,26 millones.

Estas cifras contrastan con los salarios de los auténticos protagonistas del juego, los jugadores, que a duras penas alcanzan semejantes registros. Sin ir más lejos, en 2011, el 'quarterback' de New Orleans Saints, Drew Brees, 'apenas' ingresó 15 millones de euros por enfundarse el casco y las protecciones. Mientras que en 2012, y gracias a su fichaje por Denver Broncos, Peyton Manning firmó un nuevo contrato a razón de unos 24 millones por temporada, según Forbes. José Luis Astiazarán y Eduardo Portela ya tienen un espejo en el cual mirarse, siempre y cuando también se animen a presentar sus cuentas.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad