Diego López marchó del Real Madrid por no sentirse un "segundón"

stop

El exportero blanco reconoce que la decisión de irse al Milan fue suya en el programa 'Hay una cosa que te quiero decir'

Iker Casillas y Diego López durante una sesión de entrenamiento

19 de octubre de 2014 (17:30 CET)

Diego López volvió a la esfera pública madrileña para repasar su polémica marcha del Real Madrid y su relación con Iker Casillas. Aunque el motivo de su aparición en el programa de Telecinco 'Hay una cosa que te quiero decir' fue hacer realidad el sueño de un niño, el guardameta gallego tuvo que enfrentarse a sus fantasmas y responder las preguntas de Jordi González.

"Me fui [del Real Madrid] porque creía que podía hacer algo más que ser un segundón en ese momento", aseguró Diego López. Sin embargo, quitó hierro a sus problemas con Casillas y reconoció que, incluso, aprendió de él: "Es muy importante fijarse en lo que tienes alrededor, y más de porteros cómo Iker, para aprender".

El ahora portero del Milan reconoció que tenía una competencia con Casillas por el puesto de titular, pero que fuera de eso, no tenían ningún tipo de problema: "Yo con él no he tenido nunca ningún problema, nos conocemos hace ya muchos años. Cada uno en el campo lucha por lo suyo pero fuera las cosas son normales".

"La gente no concebía a otra persona en el sitio de Iker"

"La gente no concebía a otra persona en el sitio de Iker Casillas. Durante ese año y medio demostré que con trabajo y haciendo las cosas lo mejor que sabe uno se podía competir y sería el entrenador el que decidía quien era titular", analizó.

Por último, Diego López reconoció que la decisión de abandonar el Real Madrid fue suya: "Fue todo un poco rápido y precipitado. En principio no tenía la idea de cambiar, estaba bien, confiaba en mis posibilidades en el Real Madrid. Luego se desarrollaron una serie de acontecimientos que me hicieron pensar y valorar otras opciones".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad