David Villa deja incompleta su gran obra

stop

'El Guaje' se retira con molestias después de marcar dos goles, los mismos que Alexis, en la exhibición de los 'pequeños' en Copa

David Villa, la mejor y la peor cara del Barça ante el Córdoba | EFE

10 de enero de 2013 (23:23 CET)

El Barça de Vilanova avanza con paso firme. Sin la vistosidad de sus principales estrellas, pero con la misma eficacia (18 tiros), el grupo catalán apeó al Córdoba de la Copa del Rey con un marcador global de 7-0 (0-2 y 5-0). En el Camp Nou (37.000 espectadores, la entrada más baja del curso), Thiago y David Villa se echaron el equipo a la espalda para sellar el pase a cuartos de final de la competición azulgrana por excelencia. Las peores noticias llegaron en forma de lesión. Sergi Roberto abandonó el campo al inicio de la segunda mitad –estará cuatro semanas de baja—, y ‘el Guaje' dejó al equipo con 10 a falta de un cuarto de hora con unas molestias en la parte posterior del muslo derecho.

Este Barça necesita pocos alicientes para devorar. El secreto está en la mentalidad ganadora y hambrienta de sus jugadores, insaciables de títulos y diversión. No importa si el técnico está de baja, ni si Messi está en el banquillo y le falta la compañía de Iniesta y de Xavi, en la grada. Tampoco ofreció el argentino su cuarto Balón de Oro a la afición. Por el contrario, hubo novedades ante el Córdoba, como el retorno de David Villa a la titularidad, con doblete (min. 21 y min. 26), y los dos goles de Alexis cuatro meses después de su última diana (min. 55 y min 85). Pese a los tantos, el chileno se movió con intención durante todo el encuentro aunque se mostró poco afortunado de cara a portería.

Tranquilidad y dominio

El FC Barcelona es una balsa de aceite. Al contrario de lo que ocurre en otros equipos, nadie discute las alineaciones. Pinto es el portero titular de la Copa, y la cantera cobra más protagonismo, si eso es posible, en esta competición. El cancerbero gaditano se marchó al descanso sin haber intervenido, mientras sus compañeros dominaban la posesión de balón (llegó a ser del 85%). Por detrás, Martín Montoya se posicionó en la izquierda con un notable, y Sergi Roberto cuajó una gran actuación hasta su lesión. Mientras, Thiago movía al equipo a su antojo. De sus botas llegaron los dos primeros tantos: el suyo (min. 17), para inaugurar su cuenta esta temporada, y el primero de Villa.

El asturiano, con semblante serio, se marchó a vestuarios antes de tiempo con molestias musculares. Por su parte, el Córdoba acusó los errores defensivos, provocados por la presión azulgrana. En la grada, como sucedió en la ida, hubo un intercambio dialéctico entre el sector independentista catalán y el español cordobés. Jordi Roura movió el banquillo en el descanso con la entrada de Bartra y Tello. Solo la lesión de Sergi Roberto frustró las opciones de jugar de Messi. Entró Dos Santos. El próximo escollo del cuadro catalán en la Copa es el Málaga, equipo al que visita este fin de semana en Liga. Partido a partido.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad