David Villa, al 200 por ciento

stop

El asturiano evita entrar en polémicas sobre el nacionalismo catalán y el Barcelona

El asturiano vuelve a sonreír | EFE

12 de septiembre de 2012 (18:59 CET)

David Villa ha asegurado que no le importa esperar "15 ó 20 días" para jugar después del calvario que ha vivido fruto de una fractura de tibia. "Mucha veces el cariño me ha parecido hasta exagerado", ha comentado en una sala de prensa que añoraba. "Lo normal es caer en el olvido", ha explicado en referencia a la larga lesión que le ha tenido lejos de los terrenos de juego los últimos diez meses. Eso sí, asegura que algo ha aprendido viendo el fútbol desde fuera.

Por otro lado, ha agradecido al club y a Vilanova la confianza depositada en él a pesar de esta baja tan prolongada: "No han creído oportuno reforzar esa posición porque me dijeron [durante su larga recuperación] que los delanteros del equipo estábamos capacitados para hacer el mejor equipo del mundo". No en vano, ha advertido que está ya a disposición del técnico y que cuando tenga la oportunidad de saltar al campo lo hará "al 200%" por las ganas que tiene. Asimismo, ha reconocido que nunca ha tenido miedo de recaer, porque en este tiempo se ha puesto en manos de los mejores profesionales.

Evita la polémica

El Guaje, acostumbrado a marcar goles, ha preferido regatear a las preguntas más comprometidas de los periodistas. Primero le han pedido opinión sobre la segunda camiseta del Barcelona de la próxima temporada, la que lucirá los colores de la senyera; después, sobre dónde debería jugar el club catalán en caso de independencia. "No es oficial", ha respondido a la primera. "Creo que debo mantenerme al margen. No incumbe a mi profesión esta política", ha sentenciado sobre la segunda.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad