Cristiano vale por tres

stop

El portugués se convierte en el primer jugador que logra 23 'hat-trick' en la Liga

Cristiano Ronaldo celebra uno de los gols ante el Celta | EFE

07 de diciembre de 2014 (10:07 CET)

Por encima de Cristiano, nadie; por debajo, todos. Cristiano Ronaldo quiere ser el "mejor de siempre" como él dice. Quiere ser la estrella solar del sistema balompédico terráqueo. Ni Pelé ni Di Stéfano ni Messi, nadie. Sólo Cristiano. Principio y fin del universo fútbol. Está desatado. Contra el Celta marcó su hat-trick número 23 en Liga, superando a Zarra y Di Stéfano. El triplete del Bicho supuso además que el Real Madrid igualara la plusmarca de 18 victorias consecutivas, establecida por el holandés Frank Rijkaard con el FC Barcelona, entre octubre de 2005 y enero de 2006. Todo lo que venga a partir de ahora para los blancos, será colocar el récord en la estratosfera. Y a tenor del calendario que tienen por delante, más que en la estratosfera podrían mandarlo a Marte. Sus dos próximos compromisos son contra el Ludogorets, en Champions –el martes–; y contra la UD Almería, en el estadio de los Juegos Mediterráneos –el próximo viernes–.

Aunque los número del crack portugués no acaban ahí. Cristiano ha marcado de forma consecutiva en sus 17 últimos partidos en el estadio Santiago Bernabéu. La última vez que se quedó sin ver puerta en casa fue en el derbi ante el Atlético de Madrid, el 28 de septiembre de 2013. Empezó apuntillando al Málaga CF (2-0) en la jornada 9 de la temporada pasada, y desde entonces no ha parado. Tres al Sevilla FC (7-3), tres a la Real Sociedad (7-3), dos al Celta (3-0), uno al Granada (2-0), uno a Levante (3-0), uno al Barça (3-4), uno al Rayo Vallecano (5-0), dos al Osasuna (4-0), y uno al Valencia (2-2). Respecto a la actual ejercicio 2014-15, le marcó un gol al Córdoba (2-0), uno al Atleti (1-2), cuatro al Elche (5-1), tres al Athletic Club (5-0), uno al Barcelona (3-1), uno al Rayo (5-1), y los tres de ayer al Celta de Berizzo.

Más goles que 15 equipos de Primera División

En lo que va de temporada, el Comandante ha marcado 14 goles en el Santiago Bernabéu de los 23 (siete de penalti) que ha anotado en la Liga. Descartado el FC Barcelona y el Atlético de Madrid, que llevan anotados 31 y 27 tantos, respectivamente, y el Sevilla y el Valencia, que han marcado un gol más que Cristiano (24), el resto de equipos de Primera División –es decir, 15–, están por debajo de delantero madridista, y a siete, los dobla.

Con los tres de ayer, el jugador portugués lleva 201 goles en 178 partidos con el Real Madrid. De seguir esta progresión anotadora, en dos o tres temporadas podría superar a Leo Messi como máximo goleador histórico de la Liga. Pero ese objetivo es a largo plazo. A corto, tiene dos retos. Superar a la estrella argentina como máximo goleador histórico de la Liga de Campeones, y acabar con el récord de victorias seguidas en todas las competiciones del Barça de Rijkaard. Los dos objetivos son posibles. Y en menos de una semana.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad