Cristiano se avanza a su cita con el United

stop

El portugués avisa a los ingleses y comanda la goleada blanca al Sevilla (4-1) con un nuevo 'hat trick'

Arbeloa felicita a Cristiano tras un gol al Sevilla

10 de febrero de 2013 (00:42 CET)

Que tiemble el Getafe. Recados a Messi al margen –el argentino ya puede ir afilando la puntería para eclipsar otra exhibición más de Cristiano, el Real Madrid cumplió con su cometido, sentenciando por la vía rápida al Sevilla y contentando a una parroquia que ya se prepara para volver a lucir sus mejores galas en la Champions.

Tres goles de CR7 certificaron la cómoda victoria de un Real Madrid de probeta ante el Sevilla. Relegada al papel de simple laboratorio –y más aún en el fin de semana previo al regreso del balón de las estrellas, la Liga solo sirve a los de Mourinho para reencontrarse consigo mismos. Para recuperar antiguas emociones reservadas ahora para las dos competiciones coperas. Con esta tesitura, el preparador blanco aprovechó la visita nervionense para afinar algunas de sus armas y probar nuevas variantes que en cualquier momento de sus respectivas eliminatorias ante Manchester United y Barça pueden acabar resultando recursos salvadores.

Cristiano es el nueve

Como recuperar para la causa a Kaká, volver a retrasar a Modric a la pareja de pivotes, o juntar a Benzema e Higuaín. No salió mal el experimento de volver a contar con los dos delanteros de inicio sobre el terreno de juego. El francés, con un gol sobre la línea tras el regalo de Fernando Navarro –el exazulgrana no acertó a despejar un centro de Cristiano- superó en la fotofinish al argentino, que acabó expulsado, en su hipotética carrera por un puesto en el once del próximo miércoles.

El gol inicial del internacional 'bleu' acabó de descomponer a los andaluces. La apuesta por el músculo de Unai Emery no sirvió de nada y la maña de Modric y Kaká comenzaba imponiéndose al trivote formado por Konzogbia, Medel y Maduro. Mención especial para el brasileño, muy participativo como enganche, y buscando con insistencia un gol desde la media distancia que amplíe su crédito ante un técnico que tiene en Özil y Modric sus primeras opciones. Difícil lo tiene. Especialmente por la capacidad de Cristiano de ensombrecer los pequeños detalles de sus compañeros.

Majestuoso, el de Madeira firmó su 18º 'hat trick' blanco con goles para todos los gustos: de imparable zurdazo desde la frontal al filo de la media hora, en un mano a mano tras el error imperdonable de Fazio en la reanudación, y echando el cerrojo al partido y a una gran jugada colectiva en el minuto 60. Con media hora por delante, y pese a la doble amarilla de Higuaín, Mourinho tuvo tiempo de seguir dosificando fuerzas, dando minutos a Morata, Callejón y a Pepe en su reaparición. Del Moral, a tres minutos para el final, firmó el mal llamado "gol del honor" para un Sevilla que apenas mostró nada en el Bernabéu y al que solo faltó poner la alfombra roja a un Madrid circunstancial, pero que aprovechó el banco de pruebas liguero para poner a tono toda su maquinaria.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad