Cristiano Ronaldo, un lujo muy caro para Florentino Pérez

stop

La renovación del portugués le costará unos 20 millones más al año al Real Madrid

26 de febrero de 2013 (23:50 CET)

Cristiano Ronaldo es una fuerza de la naturaleza. Lo demostró este martes en el Camp Nou, con un recital de potencia, velocidad y efectividad, que sirvió para apear al Barça de la Copa del Rey. El cuadro dirigido por Jordi Roura cayó sumido en la impotencia por un contundente 1-3, en una de las peores noches de la historia reciente del club. El gran artífice de la debacle barcelonista fue el '7' madridista, con dos goles que tuvieron un efecto devastador para el Barça, que se plasmó en el gran número de aficionados que marcharon del estadio antes de la finalización del encuentro.

A pesar de la magnífica temporada que está realizando, en los últimos tiempos Ronaldo se ha convertido en el gran quebradero de cabeza del presidente del Real Madrid, Florentino Pérez. El futbolista portugués percibe unos 10,5 millones de euros netos, pero le cuesta casi 14 millones a la entidad blanca debido al gravamen impositivo (de 3,5 millones en su caso), que siempre va a cargo de los clubes. Sin embargo, a partir de la temporada 2014/15 esos 14 millones se verán, como mínimo, duplicados. Hecho que atormenta a Florentino, que vería alterada de manera importante la tesorería blanca.

Los altos costes de Ronaldo

Ronaldo, que comezó "triste" la temporada por la falta de propuestas para sellar su prolongación contractual, aspira a tener una ficha neta más elevada. Al menos, similar a la de Messi, que ya cobra unos 16 millones de euros limpios en el Barça (lo que al club le suponen 36 millones ya que el tipo impositivo en Catalunya es del 56%). Un acuerdo así por la renovación del portugués comportaría que el Madrid destinase unos 34 millones de euros al sueldo del delantero. De esta cantidad, 18 millones (el 52% que tributan en Madrid las grandes fortunas) irían a parar a las arcas públicas.

Si se concreta la operación el Madrid tendrá que destinar unos 20 millones de euros más, cada año, por Ronaldo. Una diferencia considerable hasta para Florentino, que deberá sopesarla mientras se disparan los rumores sobre un posible regreso del portugués al Manchester United o sobre su marcha rumbo al PSG, uno de los pocos clubes que podrían asumir un traspaso tan caro. Su cláusula de rescisión, cifrada en 1.000 millones de euros, es inasumible, pero su precio final podría rebajarse ostensiblemente si llega al último año de contrato (2015) en las condiciones actuales.

La 'Ley Beckham'

Cristiano Ronaldo, como Kaká, fue uno de los últimos jugadores de la Liga española que pudo acogerse a la denominada Ley Beckham (Ley 35/2006 de 28 de noviembre). Este hecho ha supuesto un gran beneficio fiscal para el Real Madrid desde la temporada 2009/10 hasta la fecha, ya que solamente ha tenido que pagar unos 3,5 millones a Hacienda en concepto del 24,75% que grava la renta del luso. El Barça, en cambio, ya no tiene a ningún jugador acogido a esta ley. El último fue Abidal, a quién le caducaron los citados beneficios fiscales la temporada pasada.

El problema de la Ley Beckham, que ya no está en vigor, es que solamente es aplicable durante cinco años; y actualmente solo rige para los futbolistas que se acogieron a ella antes de que dejase de tener efectos, en 2010. Esta es la cuarta temporada de Ronaldo en el Madrid, así que Florentino todavía tiene una temporada más de beneficios fiscales por delante. Pero el máximo mandatario del Madrid tiene que tomar una decisión antes de la campaña 2014/15 ya que, además de ser el último año de Ronaldo en el Madrid por contrato, si continúa pasará a estar sometido al gravamen del 52%.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad