Cristiano Ronaldo, bajo sospecha por la tributación de uno de sus patrocinios

stop

Los medios lusos sospechan que firmó el último contrato con Banco Espírito Santo a través de una sociedad con sede en Irlanda, con menos impuestos

Cristiano Ronaldo, portada en Portugal por supuesta evasión fiscal

21 de mayo de 2015 (00:00 CET)

Leo Messi no está solo. Cristiano Ronaldo se une a la lista de futbolistas de la Liga bajo sospecha por la tributación de sus derechos de imagen. Los medios portugueses cuestionan a la estrella del Real Madrid por uno de sus múltiples contratos publicitarios, el de Banco Espírito Santo (BES). Siempre según estas informaciones, CR7 habría evadido 162.500 euros en impuestos al fisco portugués entre 2013 y 2014. Ni él, ni su entorno lo han desmentido al cierre de esta edición.

Cristiano "finta al fisco" y "escapa de los impuestos de Portugal", según publica Correio da Manha en portada. La información se refiere a la última ampliación de contrato del futbolista con BES, de 2012 a 2014, a razón de 650.000 euros por temporada (1,3 millones en total). La misma publicación sugiere que el jugador firmó este acuerdo a través de una empresa con sede en Irlanda, donde los impuestos son inferiores que en Portugal 

Una web obsoleta

Cristiano, como en la mayoría de estos casos, delegó la firma del contrato en su gente de confianza. En esta ocasión, en los responsables de Gestifute, empresa de representación de futbolistas que gestiona el súperagente Jorge Mendes. Esta sociedad parece que firmó el contrato con la irlandesa Multisports & Image Management (MIM), ubicada en Dublín. Este sencillo movimiento le ahorraría la mitad de impuestos al jugador de la última de las alianzas del BES: de 325.000 euros (25%) a 162.500 euros (12,5%).

Poco o nada se conoce de MIM, más allá de que cuenta con una web obsoleta, de 2005, con colores rojo, azul y blanco. Fundada en 2004, esta empresa pretende maximizar el valor en el campo de los deportes, según reza en la presentación en el mismo portal de Internet. Entre sus cometidos están la negociación, la mejora y el desarrollo de derechos de imagen, así como la gestión de marca y el valor comercial de sus clientes. Aparecen en la página dos contactos, Andy Quinn y Liam Grainger, de los que nada más se sabe.

Concienciado con los fines sociales

La información de los medios portugueses sorprende por la relevancia del implicado y por la poca cantidad que representa este contrato en relación a sus ingresos totales. Cristiano ha contado con más de 20 patrocinadores a lo largo de su carrera y se estima que percibe alrededor de 20 millones anuales en concepto publicitario. Y otros 20 millones por jugar a fútbol. El deportista, además, tiene negocios y propiedades en Portugal, y en diversas ocasiones ha apoyado campañas benéficas.