Convergència pide la comparecencia "urgente" del presidente del TAD ante el Senado

stop

Después de ser imputado por prevaricación administrativa y falsedad documental, la designación de Enrique Arnaldo está generando mucho revuelo

Josep Maldonado, senador de CDC, y Enrique Arnaldo, presidente del TAD

05 de octubre de 2015 (21:25 CET)

Más tensión política en torno a la figura de Enrique Arnaldo. El escándalo sobre la imputación del todavía presidente del Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) pasó casi inadvertido en un primer momento, pero poco a poco va calando entre la clase política española que otro cargo de renombre vinculado al Partipo Popular (PP) puede salir salpicado de un caso de corrupción.

En este supuesto concreto, la acusación sostiene que cometió un delito de prevaricación administrativa y falsedad documental. Falta probarlo, el proceso puede ir para largo, pero el Juzgado de Instrucción número 25 de Madrid admitió a trámite la querella presentada por el presidente de la Real Federación Española de Tenis (RFET), José Luis Escañuela, al considerar que hay indicios razonables de la comisión de un delito.

El último grupo en hacerse eco de esta situación es el que representa Convergència Democràtica de Catalunya –otro partido vinculado a casos fuera de la legalidad–, que ha solicitado la comparecencia "urgente" de Enrique Arnaldo. En concreto, el senador Josep Maldonado ha pedido la intervención del todavía presidente del TAD para que aclare los cargos de que le acusan.

Argumentos enfrentados y remiendos legales

Escañuela entiende que Arnaldo dictaminó su inhabilitación a instancias del Consejo Superior de Deportes (CSD), órgano que preside Miguel Cardenal. Sin embargo, recientemente alegó en una rueda de prensa que ponía en duda la imparcialidad del órgano que le sancionó por un "incumplimiento reiterado de las órdenes e instrucciones emanadas del CSD". Escañuela, en cambio, sostiene que presentó la documentación que le solicitaron.

La petición de Maldonado, recogida en el documento adjunto a estas líneas, viene unos días después de que el Grupo Socialista pidiese la comparecencia de Cardenal ante el Congreso de los Diputados para dar cuenta de los mismos hechos. Igualmente, el CSD está promoviendo la aprobación de una reforma del Real Decreto que regula el funcionamiento del TAD para evitar en el futuro que otro presidente pueda ser imputado por obedecer sus directrices.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad