Catar convierte a Valero Rivera en el entrenador de balonmano mejor pagado del mundo

stop

La federación del Golfo Pérsico garantiza 300.000 euros netos al técnico aragonés, al margen de cuantiosas primas por objetivos

Lluís Regàs

Valero Rivera da instrucciones a los jugadores de Catar en un tiempo muerto, durante el Mundial 2015 de balonmano / EFE
Valero Rivera da instrucciones a los jugadores de Catar en un tiempo muerto, durante el Mundial 2015 de balonmano / EFE

21 de enero de 2015 (18:42 CET)

Valero Rivera es el entrenador de balonmano mejor pagado del mundo. La federación de Catar paga 300.000 euros netos fijos al técnico aragonés, que también tiene pactadas unas primas muy generosas si la selección del Golfo Pérsico logra la mejor clasificación de su historia en el Mundial. Este miércoles, ante España, Catar perdió por 25 a 28.

Campeón de todo con el Barça (70 títulos, entre los que destacan seis Copas de Europa y 12 Ligas Asobal) y del Mundial de 2013 con España, Valero Rivera es el entrenador con mejor currículum. Hace dos años rompió con la Federación Española cuando Juan de Dios Román fue sustituido por Francisco Blázquez. Su sueldo, según algunas fuentes, era de unos 100.000 euros anuales.

Rivera, de 61 años, lideró una profunda renovación del balonmano en Catar. Hace un año, su selección se proclamó campeona de Asia, por primera vez en la historia. Y ahora, en su Mundial, aspira a una de las plazas de honor, tras nacionalizar a varios jugadores de prestigio.

Jugadores nacionalizados

Catar cuenta en el Mundial con varios jugadores nacionalizados: Daniel Saric, portero bosnio del Barça; el español Borja Vidal Fernández; los montenegrinos Stojanovic, Markovic y Damjanovic; los cubanos Capote y Paván; y el francés Roine. Rivera también convenció a su médico de confianza, el doctor Gutiérrez (Barça y selección española), para que se sumara al proyecto catarí.

Rivera fue el máximo responsable del Barça durante 20 años. Entre 1996 y 2000, el equipo azulgrana encadenó cinco Copas de Europa y cinco Ligas Asobal. En la era de oro del Barça, los mejores jugadores cobraban entre 180.000 y 200.000 euros. El técnico cobraba un poco más, pero mucho menos de lo que ahora percibe en Catar.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad