Castaño, el marroquí campeón de Europa

stop

Jugó una temporada en Chamartín en la que ganó una Copa de Europa

Recorte del 'Marca' sobre una de las noches gloriosas de Castaño en el Madrid CF

18 de diciembre de 2014 (09:58 CET)

Dos jugadores marroquíes forman parte de la centenaria historia del Real Madrid CF. El más conocido es sin duda José Luis López Peinado, el Land Rover Defender del Madrid de los setenta. Logró cinco Ligas y tres Copas con el equipo blanco. Aunque a lo mejor, el de Tetuán, sí, cómo no, habría tenido a bien cambiar algunos de sus ocho entorchados por la Orejona de Castaño. Heliodoro Castaño Pedrosa fue el primer marroquí en pisar Chamartín. Se inició en el fútbol en el infantil de los maristas de Larache, ciudad portuaria al norte de Marruecos y cercana a Alcazarquivir, donde nació en 1933. Con diecinueve años fichó por el Larache CF, entonces en Tercera División. Del Larache CF al Mestalla y del filial del Valencia CF a la UD España de Tánger. Al Madrid llegó en 1955, con José Villalonga en el banquillo de Chamartín. Jugó una temporada. Pero una temporada que valió por todas las temporadas que luego jugaría con el Real Jaén, Real Betis Balompié y Córdoba CF. Era el Real Madrid de Di Stéfano, Rial, Gento, Lesmes, Marquitos, MMuñoz y Juanito Alonso. Su hábitat natural estaba a la derecha del ataque blanco. La temporada 1955-56 disputó quince partidos: trece de Liga y dos de Copa de Europa, y anotó seis goles. Dos de ellos, seguro, se los habrá contado un millón de veces a sus nietos, porque los marcó en el estadio Santiago Bernabéu, en una noche histórica en la que junto con Gento y Di Stéfano, destrozaron al Partizán de Belgrado. Preludio de la primera Copa de Europa.