Casillas le aguanta el pulso a Mourinho con clase

stop

El capitán del Real Madrid asegura que apretará los dientes y le demostrará al técnico que estaba equivocado

Pepe y José Mourinho, durante un entrenamiento | Archivo

10 de enero de 2013 (17:13 CET)

Iker Casillas le aguanta el pulso a Mourinho con elegancia. El capitán del Real Madrid, ha asegurado durante un acto con la marca de champú HS que, a pesar de su suplencia durante los dos últimos partidos de Liga BBVA, ante el Málaga y la Real Sociedad, no lo está "pasando mal", y que tratará de "apretar los dientes" para recuperar su sitio en el once inicial y de demostrarle a José Mourinho "que está equivocado".

"No hay mal que por bien no venga. Siempre hay que sacar ago positivo de las cosas. Seguramente a nivel personal me haya venido mucho mejor para esforzarme mucho más. Me apasionan los retos, y en los momentos más complicados. Sobre todo, conmigo mismo. Ante esta situación que me ha tocado vivir las últimas semanas toca disfrutar más, apretar los dientes, estar mucho mejor con mis compañeros y entrenarme más para demostrarme a mí mismo que puedo ganarme una confianza que a lo mejor he perdido. Nunca viene mal un pequeño toque de atención", subrayó Casillas.

No ha hablado con Mourinho


"No lo estoy pasando mal", aseguró el portero del Real Madrid, que simplemente reconoció que se trata de "una situación diferente". "Y tengo que convivir con ella", matizó. El guardameta blanco aseguró que no ha tratado el tema de su suplencia con el técnico portugués. "No hemos hablado de nada. Él no ha hablado conmigo cuando he tenido que jugar. Si en su día no me dio explicaciones por ponerme, no se las voy a pedir ahora. Es una decisión y hay que respetarla. Por encima de mí está el mejor club. Lucharé por dar alegrías hasta el final", indicó.

En este sentido, reconoció que no se sentía molesto después de que el entrenador madridista dijese que estaba "acomodado". "No me ha molestado. Viene del máximo responsable del equipo; es lo que él piensa. La competencia que tengo que tener es conmigo mismo", aseveró. Además, negó que su continuidad vaya ligada a la de Mourinho. "No sé lo que tendrá decidido el míster, si seguirá o no. En teoría tiene contrato hasta el 2016. Yo también tengo contrato con el Real Madrid y mi ilusión y mi deseo es cumplirlo. Este club es maravilloso y especial y reúne todo para poder estar aquí. Soy madrileño y he jugado en el mejor club posible y me gustaría poder retirarme aquí, que es la máxima ilusión que tengo ahora mismo", aseguró.

El brazalete

El capitán del Real Madrid y la selección española explicó por qué no aceptó el brazalete cuando Cristiano Ronaldo se lo ofreció después de que saltase al campo tras la expulsión de Adán ante la Real Sociedad. "A Cris no le acepté el brazalete porque hay una norma no escrita de que el que empieza con el brazalete lo tiene que mantener hasta el final, por lo menos eso es lo que sucede con la selección. También estaba en un momento muy bueno, tirando del equipo. Agradecí el gesto pero le dije que continuara", explicó.

Por último, igual que hizo el miércoles Cristiano Ronaldo, pidió el apoyo de la afición a Mourinho, después de que el estadio le dedicase una sonora pitada. "Al público lo que hay que pedirle es que estemos todos juntos y unidos, que cuanto más apoyo tengamos va a ser mucho mejor. Sabemos que en Liga las cosas están difíciles, pero necesitamos su apoyo para poder remontarla, y para afrontar tanto la 'Champions' como la Copa del Rey. Las palabras de Cris ayer fueron las adecuadas", concluyó.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad