Casillas defiende a Mourinho, pero el técnico del Real Madrid le declara su amor al Inter de Milán

stop

El cancerbero ha presentado las nuevas botas y guantes de la casa Adidas

Iker Casillas, durante una presentación de botas y guantes Adidas | EFE

28 de noviembre de 2012 (16:30 CET)

Iker Casillas está infeliz con la situación actual del Real Madrid, a 11 puntos del Barça y sin los famosos brotes verdes. El capitán, que ha tenido sus más y sus menos con su técnico, José Mourinho, también reconoce que la gente puede estar siendo "injusta" con el portugués. Un sector del Bernabéu pitó al entrenador durante el último partido, ante el Alcoyano (3-0).

"Hay que ser consciente de que Mourinho hace dos años cogió un equipo muy joven, con jugadores como Özil, Sergio Ramos, Cristiano Ronaldo o Di María siendo todavía muy jóvenes. Al mejor entrenador del mundo se le exige muchísimo, puede ser ése el problema", ha defendido el cancerbero en la presentación de las botas 'Adidas Predator Lethal Zones'. El portero tiene contrato con la casa alemana hasta el 30 de junio de 2013.

"Todos somos culpables"

En la misma línea, Casillas recordó los éxitos de Mourinho con el Real Madrid --"llevó al equipo a ganar una Liga con el récord de puntos y de goles, un camino que se inició con la Copa del Rey del año anterior y posteriormente la Supercopa-- y asumió su parte de responsabilidad en la situación que atraviesa el equipo.

"Somos conscientes de nuestra situación, seguramente al inicio de campaña esperábamos poder estar más arriba, luchando en el grupo de tres con Atlético y Barça, pero por los motivos que sea, no quiero entrar si es un tema de que algún futbolista haya estado mal, ni cosa de árbitros, ni si hemos tenido lesiones, no lo estamos", manifestó. "Todos somos culpables, yo incluido, podría haber hecho algo más en el gol. El Betis plantó cara, estuvo muy bien en el campo", reconoció.

Mourinho lo pone difícil

Por su parte, Mourinho parece complicarse la vida cada vez que abre la boca. El entrenador del Real Madrid ha reconocido que su etapa en el Inter de Milan (2008-10), es la que "más" le ha gustado de toda su carrera, por lo que siempre tendrá "una nostalgia presente" hacia el club 'neroazzurro', al que considera prácticamente su familia.

"El Inter es el club en el que más me ha gustado estar, ningún otro me ha regalado esa felicidad. El Inter es un familia y yo perteneceré a la familia 'neroazzurra' para siempre. Cuando salí, lloré más de una vez, viví un ambiente fantástico, desde la Pinetina, donde entrenábamos, hasta San Siro, siempre tendré una nostalgia presente, me ha regalado la alegría", explicó en un entrevista a la cadena portuguesa 'TVI', recogida por la web de 'La Gazzetta dello Sport'. Sin embargo, reconoció que su carrera tendría un gran vacío si no hubiera "sido campeón" con el Real Madrid.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad