Casa Madridista hace camino en los medios

stop

"En el norte de Marruecos suelen haber incidentes y peleas entre culés y merengues cuando televisan el clásico español", dice el presidente de la peña, Younès Elkhiry

Juan Carlos Pasamontes | Marrakech - Enviado especial

Taieb Smili, director de comunicación de la peña; Toshack, y Younès Elkhiry
Taieb Smili, director de comunicación de la peña; Toshack, y Younès Elkhiry

17 de diciembre de 2014 (10:15 CET)

Es la más joven pero de lejos la más activa, y una de las más conocidas al otro lado del Estrecho. Contra el Cruz Azul (0-4), se hicieron notar porque desplegaron un gran tifo de apoyo al equipo de Ancelotti que cubrió media tribuna del Stade de Marrakech. Casa Madridista es una de las dos peñas oficiales con que cuenta el Real Madrid en Casablanca, capital económica del reino de Marruecos. Su presidente y fundador es Younès Elkhiry, profesionalmente dedicado al sector inmobiliario. La peña cuenta con una página en Facebook con más de quince mil seguidores (www.facebook.com/PenaCasaMadridista). Sus actividades como hinchas del conjunto madridista han aparecido incluso en la prensa china. De su presencia en los medios de comunicación marroquíes –como el diario en lengua árabe Assabah–, ni escribimos. Se da por hecho.

"Intervenimos a menudo en los medios de comunicación locales (prensa, radio y televisión) para desarrollar y hacer evolucionar el madridismo en Marruecos", dice Elkhiry. Aprovechando algunos de los desplazamientos al Santiago Bernabéu, este año han estado ¡seis veces, seis! en los estudios de Real Madrid TV; y una, en el plató de El Chiringuito, el programa de Josep Pedrerol, líder en las madrugadas de Neox (Atresmedia). "También tenemos nuestra propia emisión en Radio Mars, la cadena deportiva número uno en Marruecos: Peña Casa Madridista Café", subraya Younès Elkhiry. Para desarrollar esta frenética presencia en los medios de comunicación, cuentan con un avezado director de comunicación, Taieb Smili, quien además hace de portavoz.

Socios de relumbrón: Naybet, Toshack, Bidouane...

La peña madridista de Casablanca –no confundir con la Peña Madridista de Casablanca, la otra peña hermana de la ciudad y con la que no mantienen ningún tipo de colaboración–, cuenta con 250 socios, algunos de ellos de mucho renombre. Noureddine Naybet, exdefensa internacional del Deportivo de finales de los 90, ganó la Copa del Centenariazo (2002). John B. Toshak, entrenador del Madrid en dos ocasiones (1989-90 y 1999), actualmente responsable técnico del WAC, líder de la Liga marroquí e invicto tras once jornadas. Nezha Bidouane, campeona del mundo de 400 metros vallas en Atenas-97 y medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000... "Y desde hace unos días, RedOne", agrega Elkhiry. Nadir Khayat, RedOne, compositor y productor marroquí, autor del Himno de la Décima –Luna Nueva (Hala Madrid y nada más)–, con letra de Manuel Jabois, que Carlo Ancelotti y la plantilla cantaron en el Bernabéu, el pasado 25 de mayo.

El presidente de la peña Casa Madridista asegura que en el país no existen zonas de influencia culé o madridista. "Marruecos, de norte a sur, vibra por uno de los dos equipos; en el norte existen seguidores del Atlético de Madrid [por influencia del Atlético de Tetuán], pero pocos", dice Elkhiry.

"Los marroquíes siguen con mucha pasión la Liga"

"En Marruecos, el fútbol es el deporte rey", agrega el peñista marroquí. "Nuestra historia común con España y la proximidad geográfica, hacen que los marroquíes sigan con mucha pasión la Liga. El país está dividido entre el equipo más grande de todos los tiempos, el Real Madrid, y su rival histórico, el FC Barcelona", asegura. Younès Elkhiry reconoce, no obstante, que en el norte, cuando se televisa el clásico español, "desafortunadamente, a menudo suelen haber peleas e incidentes entre seguidores del Madrid y el Barça en los bares y cafés a donde acuden a verlo".

Al igual que la Fundación Realmadrid, e instituciones y asociaciones locales e internacionales, Casa Madridista también se preocupa de los niños y niñas desfavorecidos. O de aquellos otros a quienes sus padres no pueden hacerse cargo de ellos. Para tal fin, cuentan con la colaboración de la ONG Aldeas Infantiles SOS, presente en Imzouren, El Jadida, Dar Bouazza, Ait Ourir y Agadir.

El sábado, en la final del Mundialito, volverán a dejar su impronta en las gradas del Grand Stade de Marrakech. Desplegarán otro gran tifo, pero más grande que el del martes: 2.400 metros cuadrados de apoyo al campeón de Europa.