Carles Vilarrubí dice que sugirió a Bartomeu que adelantara las elecciones hace un año

stop

El vicepresidente del Barça del área institucional dice que el club es víctima del enfrentamiento entre la FIFA y la UEFA en la sanción que le impide fichar

Bartomeu, Vilarrubí, Faus y Cardoner

18 de enero de 2015 (11:09 CET)

Carles Vilarrubí, presidente del área institucional, sigue sin desvelar si apoyará a Josep Maria Bartomeu en las próximas elecciones del FC Barcelona. En una amplia entrevista al diario Sport, Vilarrubí confiesa que escuchará al actual presidente, a quien le recomendó que adelantara las elecciones hace un año, cuando sustituyó a Sandro Rosell.

"Hace un año, cuando dimitió Sandro Rosell y Bartomeu asumió la presidencia, le recomendé que adelantara las elecciones", destaca Vilarrubí: "En más de una ocasión volví a sugerírselo, al igual que algún compañero más", añade.

La dimisión de Rosell

El vicepresidente del área institucional del Barça lamenta todavía la dimisión de Rosell, inesperada para sus colaboradores más estrechos. "La dimisión de Sandro fue una sorpresa mayúscula, una sorpresa no deseada. Me sentí triste y decepcionado", explica. Vilarrubí, además, añade que la relación entre ambos se ha enfriado, pues "ahora nos felicitamos las fiestas y poco más".

Vilarrubí, como el también vicepresidente Jordi Cardoner, ha perdido protagonismo en los últimos meses. Javier Faus, vicepresidente económico, es el hombre de confianza de Bartomeu, que ha activado una profunda renovación de la cúpula ejecutiva de la entidad. Al respecto, Vilarrubí comenta: "Bartomeu tiene todo el derecho del mundo a hacer su equipo, tanto directivo como ejecutivo, de construir su proyecto y liderarlo".

La sanción de la FIFA

El vicepresidente institucional del Barça prosigue: "Para él tiene que ser una liberación dejar de ser presidente y pasar a ser candidato. Bartomeu ha tenido que superar muchas adversidades y casi todo le ha ido en contra".

Una de las mayores decepciones de Bartomeu ha sido la sanción de la FIFA, ratificada por el TAS, que ha castigado la política de fichajes de menores del Barça. El club no podrá contratar nuevos jugadores hasta 2016, una sanción considerada desproporcionada por los dirigentes. Vilarrubí lo tiene claro. "El Barça ha pagado las consecuencias de la cruenta batalla que están dirimiendo la UEFA y la FIFA".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad