Carles Puyol se desvincula del Barça

stop

El club que preside Josep Maria Bartomeu busca un director deportivo consagrado para sustituir a Zubizarreta

Lluís Regàs

El presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu; el director deportivo, Andoni Zubizarreta, y su adjunto, Carles Puyol | FCB
El presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu; el director deportivo, Andoni Zubizarreta, y su adjunto, Carles Puyol | FCB

05 de enero de 2015 (17:48 CET)

Carles Puyol, adjunto de Andoni Zubizarreta, se ha desvinculado del FC Barcelona después de que Josep Maria Bartomeu, presidente del club, haya notificado el despido del director deportivo de los últimos cuatro años y medio.

"Doy por finalizada mi relación laboral con el FC Barcelona. Estos tres meses y medio me han dado la oportunidad de ver el otro lado del club. He aprendido mucho, estoy muy agradecido y, ahora, quisiera experimentar otras cosas desde otra perspectiva y desde otros lugares. Quiero crecer tanto personal como profesionalmente para que, en un futuro, ojalá pueda regresar a esta casa y devolveros todo lo que me habéis dado durante estos inolvidables años", expresó Puyol, a través de un comunicado.

Monchi, en la órbita azulgrana

La junta directiva del Barça busca un nuevo ejecutivo deportivo y, una vez más, el sevillista Monchi está en la órbita azulgrana. El Barça quiere suplir a Zubizarreta con un director de fútbol contrastado para frenar la actual crisis deportiva.

Bartomeu necesita soluciones drásticas. Dos semanas después de remodelar la cúpula del club con el despido de Antonio Rossich como director general y el ascenso de Ignacio Mestre y Albert Soler, el presidente del Barça busca un cambio radical en la política deportiva. La resolución del TAS, que ratificó la sanción de la FIFA que impide que el Barça pueda fichar hasta enero de 2016, y la última derrota en el campo de la Real Sociedad tuvieron un efecto devastador para Zubizarreta, que la pasada primavera avaló el fichaje de Luis Enrique como entrenador del primer equipo.

Pérdida de apoyos

Bartomeu ya había visualizado la salida de Zubizarreta en las últimas semanas. La buena sintonía entre ambos se había diluido y el exdirector deportivo puso su cargo a disposición del presidente tras la derrota del Barça en Anoeta. Zubizarreta, una persona muy discreta, responsabilizó a Bartomeu de la política de fichajes de la entidad que ha sancionado la FIFA.

El presidente del Barça necesitaba un golpe de efecto para reforzar su autoridad y combatir el actual desencanto de la afición. Bartomeu quiere agotar el actual mandato, que finaliza en 2016, y reiteradamente se ha negado a convocar elecciones anticipadamente.

El futuro director deportivo deberá evaluar la gestión de Luis Enrique, que suscita muchos recelos en la junta directiva del Barça. Ésta se reunirá el miércoles con carácter extraordinario a partir de las 16:00 horas. Monchi, secretario técnico del Sevilla, tiene un buen cartel en el Camp Nou.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad