Carles Puyol, pillado en la crisis de Banco Madrid

stop

El exfutbolista del Barça cuenta con una sicav de 2,4 millones de euros en la entidad financiera

El exfutbolista del Barça Carles Puyol en el día de su adiós y fachada de Banco Madrid

17 de marzo de 2015 (10:05 CET)

Los corralitos no entienden de clases, ni de profesiones. La crisis de Banco Madrid afecta a inversores anónimos, empresarios reconocidos y deportistas como los exfutbolistas Roberto Carlos y Carles Puyol. El excapitán del FC Barcelona cuenta con una sicav de 2,4 millones de euros en la entidad financiera, que ha bloqueado todos sus productos para frenar la salida de dinero de los últimos días, provocada por la intervención de su matriz, Banca Privada d'Andorra (BPA). Puyi es uno de los 68.000 afectados, según los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La situación es tensa desde la intervención de BPA por operaciones irregulares que sirvieron, supuestamente, para blanquear dinero. Banco Madrid, propiedad 100% de BPA desde 2010, ha sido intervenido por el Banco de España, que ha forzado la entrada en suspensión de pagos para preservar la salida de fondos fruto de la situación. La legislación actual sólo asegura 100.000 euros por cliente y cuenta.

Suspensión de reembolsos

Puyol, en este contexto, es uno de los afectados a través de la sicav Arentaria Opportunities, que tiene un capital de 2,4 millones de euros. La firma tiene como consejeros al gestor de banca Michelle Pettenatti y al representante del excapitán azulgrana, Ramón Sostres. La tesorera del Barça, Susana Monje, es otra de las personas perjudicadas por la situación, según consta en los registros de la CNMV. La Comisión ha acordado la suspensión indefinida de los reembolsos de los fondos de inversión y sicav como consecuencia del concurso de acreedores de la entidad.

La confianza de Puyol y Monje en Banco Madrid es comprensible porque el presidente de la matriz, BPA, es Ramón Cierco, directivo del Barça desde 2010 con el equipo de Sandro Rosell. Cierco, tercer andorrano en la historia de las juntas directivas de la institución, medita la renuncia a sus responsabilidades en el club azulgrana, aunque seguiría en la entidad. Actualmente es vicepresidente de la Fundación FC Barcelona y directivo encargado del fútbol base.

En cuanto a Roberto Carlos, el exmadridista es el presidente de Rodasil Inversiones 2002, Sicav SA, que cuenta con 2,8 millones de capital y está gestionada también por Banco Madrid.