Camisetas de fútbol para vestir, lo último en moda deportiva

stop

La marca española Coolligan ha materializado un concepto inexistente hasta el momento

Tienda de Coolligan en Madrid (izquierda); Presentación de las camisetas (derecha)

07 de febrero de 2015 (00:00 CET)

Coolligan es una marca española que diseña camisetas de fútbol. Pero muy lejos del concepto de "camiseta de fútbol" al que estamos acostumbrados. Los diseños de Coolligan están concebidos desde el punto de vista de la moda.

La marca nació en Madrid a finales de 2014. Jon Segovia, director general, explica el origen de la idea: "Llevamos camisetas de rugby o de polo de equipos que no conocemos, o que directamente no existen. ¿Por qué no de fútbol?". Lo que les animó a sacar adelante su idea es que el concepto de camiseta de fútbol "llevable" no existía en España.

Tres principios

A partir de ese pensamiento, los padres de Coolligan establecieron tres principios para diseñar sus camisetas: moda, fútbol y retro. "La idea es que las camisetas sean bonitas, ponibles". Los diseños no pretenden ser réplicas de las zamarras originales. La forma de las camisetas se adapta a los gustos actuales. "Si hacemos una camiseta con el cuello de los años 70, no se la va a poner nadie", aclara Segovia. Las camisetas están confeccionadas con algodón, y no están pensadas para practicar deporte, sino para vestir.

Pese a que no es una marca destinada únicamente a futboleros, Jon Segovia reconoce que, cuando el aficionado al balompié descubre sus productos, siente un vínculo emocional con ellos. Además de clubes y selecciones nacionales, hay una colección dedicada a los Mundiales de fútbol, y una cuarta inspirada en leyendas del fútbol. Las camisetas de esta última colección vienen con el dorsal correspondiente.

El tercer punto de la filosofía de Coolligan es "retro". Sus diseños se inspiran en camisetas desde el fútbol más primitivo hasta los años 80. En opinión de sus creadores, en esta década el fútbol entra en una dinámica comercial, y pierde parte de su magia. Algunas zamarras son tan antiguas que el escudo que lucen ni siquiera está registrado, como es el caso de la de la selección de Escocia de 1900.

Imagen cuidada

Las camisetas vienen acompañadas por un librito que explica la historia de cada una de ellas. Dicha historia viene también impresa en el reverso de la misma camiseta. Cada prenda viene presentada en un tubo de cartón. El color del envase varía, dependiendo de a cuál de las cuatro colecciones disponibles pertenece la prenda.