Brasil se corona en la final más azulgrana (3-2)

stop

Un gol de Neto a 19 segundos para el final de la prórroga condena a España y da el quinto Mundial a la 'canarinha'

Neto chuta a puerta para firmar el gol decisivo

18 de noviembre de 2012 (16:07 CET)

La mala suerte se cebó con la selección española en la final del Mundial de fútbol sala, que enfrentó al equipo dirigido por José Venancio frente a Brasil. Tras llegarse con un empate a dos al final del tiempo reglamentario, Neto decidió el título a solo 19 segundos para la tanda de penaltis. Los defensores del título sumaron su quinta corona en un partido que contó con nueve jugadores del Barça Alusport (seis en España, tres en Brasil).

Neto, el mejor jugador del partido con dos goles, acabó inclinando la balanza en favor de los pentacampeones, que esta vez, y a diferencia de la última final ante España no tuvieron que recurrir a la suerte de los penaltis. Un disparo lejano del excierre del Inter a solo 19 segundos para la conclusión del tiempo extra sentenció una final en la que él mismo había sido el encargado de abrir el marcador.

España no se dio por vencida y en apenas un minuto volteó el marcador con sendos goles de los azulgrana Jordi Torras y Aicardo. Los de José Venancio culminaban la remontada hasta que una obra de arte firmada por el mediático Falcao prolongó la emoción diez minutos más. Brasil intentó aprovecharse de la penalización por cinco faltas de su rival, pero un providencial Juanjo –repeliendo el disparo del azulgrana Rodrigo- salvaba momentáneamente a la Roja, que no pudo sobreponerse al zarpazo final de Neto.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad