Benedito mantiene el desafío a Faus

stop

El aspirante a la presidencia del Barça dice que todavía está esperando la querella del vicepresidente primero del club

Agustí Benedito y Javier Faus

04 de febrero de 2015 (22:13 CET)

Agustí Benedito, aspirante a la presidencia del FC Barcelona, visitó este miércoles por la tarde el despacho de abogados que le asesora sobre el conflicto de declaraciones cruzadas que mantuvo recientemente con Javier Faus, vicepresidente primero del club. A la salida del edificio situado en Rambla Catalunya, atendió a Diario Gol y se mostró desafiante al ser preguntado sobre el percance relativo al vicepresidente económico del Barça. También habló sobre la imputación del presidente del Barça, Josep María Bartomeu, y sobre la carrera electoral. 

¿Ha visitado un despacho de abogados por el conflicto que mantiene con Faus?

"Este es un despacho de amigos y no he venido por el tema de Faus, pero sí que es cierto que es uno de los bufetes que lleva mi defensa sobre la supuesta querella. Por cierto, todavía la estoy esperando. Se lo debe estar pensando, pero vuelvo a decir que no tengo claro que a él le interese demasiado entrar en este tema... Me citaron para hacer una conciliación, pero no fuimos ni él ni yo, sino nuestros abogados. No llegamos a ningún acuerdo y él tenía 30 días hábiles para interponer la querella, a contar desde el 17 de diciembre... Haz cuentas. Quizás considera que no es buena idea y que se equivocó amenazando con una querella. Pronto veremos quien tiene razón".

¿Qué opina sobre la imputación del presidente Bartomeu?

"Bartomeu es presidente accidental del Barça pero, sobre todo en estos momentos, es candidato a la la presidencia del club. Es por este motivo que él busca el discurso que cree que es más efectivo para seguir teniendo opciones a la presidencia del Barça. Obviamente yo no comparto el discurso de las conspiraciones, creo que se equivoca, pero respeto que en un momento de gravedad como el actual haga un discurso que cree que le favorece en clave electoral".

¿No le sorprende esta repentina imputación?

"Sorpende sobremanera la celeridad con la que actúa la Fiscalía y, sobre todo, el juez, pero que haya una celeridad sorprendente no quiere decir que la actual junta directiva haya hecho las cosas bien hechas ni que el juez esté prevaricando. La gente del madridismo, en general, estoy seguro de que está disfrutando mucho con esto. Decir que hay una conspiración estatal por el fichaje de Neymar creo que es meterse en un terreno que no beneficia al Barça".

¿Cree que ello le beneficia en la carrera electoral?

"No es cuestión de si me beneficia a mí o no. Lo que es seguro es que perjudica, y muy gravemente, la imagen internacional del Barça. Y no es un único episodio, son muchos seguidos. Ello está deteriorando mucho la imagen internacional del Barça y no son buena noticias... A nivel electoral no sé si se presentará Bartomeu o quien, no descarto a Faus como candidato. También irá Toni Freixa y, probablemente, Laporta, aunque tengo imputs tanto afirmativos como negativos. Cuando estemos en campaña valoraremos la estrategia y la fortaleza de cada uno de los candidatos".

¿Ha cerrado ya la candidatura que encabezará a las elecciones del Barça?

"Hicimos hace poco una cena con 350 personas, y no estaban todos. Somos más de 400 en estos momentos, mucha gente. La junta directiva la estoy acabando de perfilar, intentaré que seamos 17 directivos, que hay mucho que avalar. Cada directivo avalará su parte alicuota, todos por igual, igual que hicieron Laporta y Rosell. Otra cosa es la financiación de la campaña".

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad