Benedito aviva la polémica: "No tienen negocios con Catar, que va. Nos toman por burros"

stop

El aspirante a la presidencia del Barça saca a la luz un vídeo de Rosell en el que reconoce que su principal cliente era el gobierno catarí

Agustí Benedito se postula oficialmente como candidato a la presidencia del Barça

13 de noviembre de 2014 (14:01 CET)

Agustí Benedito, aspirante a la presidencia del Barça, avivó este jueves el fuego que se encendió el pasado martes en el Colegio de Periodistas de Barcelona. Benedito publicó un mensaje contundente en su cuenta de Facebook en relación a la polémica originada por los supuestos negocios de algunos miembros de la actual directiva del Barça con el gobierno de Catar: "No tienen negocios con Qatar. No, que va. Nos toman por burros".

Adjunto a ese mensaje, Benedito incluye un vídeo con el siguiente titular dicho de boca del expresidente Sandro Rosell: "Mi principal cliente es el gobierno de Catar".

Benedito también aprovechó para cubrirse las espaldas sobre la disputa que tiene con Javier Faus, vicepresidente primero del Barça. A tal efecto, citó un artículo publicado por un diario español donde se explica una vinculación entre el gobierno catarí, a través de la familia Al Thani, con Meridia Capital, empresa de Faus.

"La sociedad [en referencia al fondo de inversión] nace de un acuerdo entre Meridia Capital (40%), la compañía que gestiona Faus desde Barcelona, y Patron Capital (60%), aportando el primero 150 millones de euros y otros 250 el segundo. Explica El Confidencial que de los 150 millones, cerca de 70 son de los Al Thani, la familia real de Qatar; y el resto de grandes fortunas belgas e israelíes." Sin embargo, y según averiguaciones hechas por Economía Digital y Diario Gol, una parte de esta información sería incorrecta. 

Benedito acusó el pasado martes al presidente Bartomeu, a Faus y al propio Rosell de tener intereses personales en Catar. Y, en concreto, dijo que Faus tiene un fondo de inversión en el que el gobierno de Catar tiene una importante participación. Faus salió al paso de estas declaraciones, las negó y amenazó con interponer una demanda contra Benedito, primero, y, posteriormente, una querella. Que se sepa, todavía no la ha puesto. 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad