Belda: "Ninguna bolsa de sangre era de los corredores de mi equipo"

stop

El ex director deportivo del Kelme y Comunidad Valenciana asegura que depositaron 20 muestras de ADN ante acta notarial cuando estalló la 'Operación Puerto'

Vicente Belda, en una imagen de archivo / Archivo

01 de febrero de 2013 (13:26 CET)

Vicente Belda, ex director deportivo de los equipos Kelme y Comunidad Valenciana imputado en la Operación Puerto, ha declarado ante la magistrado del Juzgado de lo Penal número 21 de Madrid que "ninguna de las bolsas de sangre encontradas en los registros era de los corredores de mi equipo".

En su intervención, Belda destacó que los gerentes y el cuerpo técnico del Comunidad Valenciana se ofrecieron "a todas las autoridades nacionales e internacionales para que nos realizaran todo tipo de pruebas analíticas y ningún estamento se brindó" cuando estalló la Operación Puerto, la mayor trama de dopaje de España.

"Nosotros acudimos al laboratorio acreditado por la UCI en Valencia ante acta notarial y depositamos 20 muestras de ADN, luego remitimos una muestra a la Federación y una segunda al CSD por si las querían cotejar", explicó Belda. El ex director deportivo añadió: "No hay ni un solo ciclista del Comunidad Valenciana en esas bolsas de sangre y el día que quieran las pueden cotejar. Hemos sido los únicos directamente acusados que hemos dicho: 'señoría ahí las tiene', y aún así seguimos siendo acusados", añadió.

Conocía a Eufemiano Fuentes desde 1995


Belda, que también fue ciclista profesional entre 1978 y 1988, admitió que conocía al doctor Eufemiano Fuentes, implicado en la trama de dopaje, desde 1995: "¿Quién no lo conocía? Era jefe médico del Kelme, coincidimos de 2000 hasta finales de 2002 y luego se le contrató en agosto de 2003". El ex director deportivo, no obstante, matizó que terminada la relación laboral con el doctor canario no recomendó a ninguno de sus corredores que se trataran con Fuentes, que trabajó con ciclistas y otros deportistas. También aseguró que desconocía su tratamiento a base de extracciones.

En su declaración, Belda incidió en que el códico ético impedía a los ciclistas del Comunidad Valenciana tratarse con un médico ajeno al equipo. "A los corredores se les explican las normas del equipo y no tienen autorización para ir con otro doctor. No me consta que mis corredores acudieran al laboratorio de Fuentes y nunca tuvimos advertencia alguna de la UCI".

El ex director técnico valenciano también se refirió a Jesús Manzano, antiguo corredor del Kelme que destapó las prácticas de dopaje en el ciclismo: "Estuvo en mi equipo de 2000 a 2002 y no renovó por una indisciplina total. Murió su padre y a partir de ahí hubo llamadas y lloros de su madre para que le renovásemos. Pepe Quiles, patrón del equipo, le renovó dos años, hasta 2004".

Incidentes de Manzano

Belda, durante su exposición, escenificó varios incidentes protagonizados por Manzano. Se refirió a una fuga con Chaba Jiménez y también a una relación "con una señorita, que no era su compañera", siendo expulsado inmediatamente del equipo valenciano. Estas últimas declaraciones indignaron al abogado de Manzano, Juan Carlos Sánchez Peribáñez, quien anunció la posibilidad de presentar una querrella contra Belda, quien concluyó su intervención lamentando las consecuencias sufridas por su implicación en la Operación Puerto.

"Me quitaron el derecho a trabajar, hemos sido calumniados, apestados, me han arruinado la vida. Ahora estoy pendiente de que me aprueben una pensión de 400 euros. Una consecuencia de esta imputación. Todo esto me ha causado un grave problema, a mi y a mi familia. A mi hijo ciclista le han cerrado las puertas por ser mi hijo", denunció Belda.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad