Beckham, presente futbolista, futuro empresario

stop

El jugador inglés, que cobra 36 millones al año, quiere iniciar su última aventura en Australia antes de comprar Los Angeles Galaxy

David Beckham, durante un partido de Los Angeles Galaxy / Archivo

20 de noviembre de 2012 (16:32 CET)

David Beckham, el jugador más mediático del siglo XXI, busca un nuevo reto profesional tras anunciar que el 1 de diciembre se desvinculará de Los Angeles Galaxy. Australia podría ser la última aventura de un jugador exquisito que gana más dinero por su imagen que por su talento futbolístico.

Beckham, de 37 años, quiere prolongar su carrera como futbolista. Icono del Manchester United que conquistó la Champions del Camp Nou (también ganó cinco veces la Premier) y del Real Madrid más galáctico (una Liga), el centrocampista inglés ha jugado los últimos cinco años en Los Angeles Galaxy, con dos incursiones en el Milan. Ahora negocia con la Federación Australiana de Fútbol (FFA) para disputar la A-League, la máxima competición del país oceánico. Él es el mejor reclamo.

"El acercamiento a David forma parte de nuestra política para subir el nivel de nuestra competición, a fin de que adquiera un estatus deportivo más importante. Es una estrella en el mundo del fútbol y su incorporación sería positiva para atraer a más jugadores tras la llegada de Alessandro Del Piero, Emile Heskey o Shinji Ono", expresó la FFA, el pasado viernes.

El futbolista con más ingresos

Beckham, según el último estudio de la revista Forbes, es el futbolista con más ingresos anuales. El centrocampista inglés gana unos 36,3 millones de euros por temporada. La mayoría procede de sus contratos publicitarios (Adidas, Samsung, Armani, Coca Cola...). Su ficha con Los Angeles Galaxy es de 6,5 millones de euros.

Hijo de un empleado de una fábrica de material de cocina y de una peluquera de origen judío, Beckham es una de las personas más ricas de Inglaterra. En septiembre de 2011, por ejemplo, alquiló el Castillo de Alnwick, donde se rodó Harry Potter, para celebrar el cumpleaños (13 años) de su hijo Brooklyn.

Sondeó la compra del Málaga

En Australia todavía quiere disfrutar dándole patadas a un balón, pero ya ha expresado su voluntad de seguir vinculado al mundo del fútbol como empresario. En Los Ángeles ya ha comentado que quiere convertirse en el propietario de los Galaxy, club en el que ingresó en enero de 2007. En 98 partidos disputados de liga regular, Beckham ha marcado 18 goles y ha dado 40 asistencias.

"He pasado una época increíblemente especial jugando para LA Galaxy, pero quería experimentar un último reto antes del final de mi carrera. No veo esto como el final de mi relación con la liga porque mi ambición es formar parte de la propiedad en el futuro", anunció Beckham, quien también sondeó la compra del Málaga, a través de un comunicado.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad