Beckham, 'el Depardieu del fútbol'

stop

El astro inglés, que cobrará 31.000 euros al mes, mantendrá su domicilio en Londres y evita tributar en Francia

David Beckham, en su presentación oficial como nuevo jugador del Paris Saint-Germain / EFE

10 de febrero de 2013 (16:29 CET)

El fisco francés no gana para disgustos. Tras la obtención por parte del actor Gerard Depardieu de la nacionalidad rusa y ante la llegada de David Beckham al Paris Saint-Germain, las obligaciones del astro inglés con la hacienda pública gala han adquirido status de noticia de interés general. Finalmente, y tal y como publicó este domingo Le Parisien, el futbolista inglés recibirá un salario de 31.000 euros brutos al mes hasta el final de la temporada. Asimismo, el PSG se hará cargo de los 30.000 euros mensuales destinados al alojamiento del astro en un hotel y 20.000 más para su protección personal. Asimismo, y sin que el dinero llegue a pasar tan siquiera por su cuenta bancaria, Beckham donará una cantidad por ahora desconocida a obras caritativas en beneficio de niños desfavorecidos.

En el contrato a medida del internacional inglés, los pagos en especie –tal y como asegura Le Parisien- superan con creces al salario del futbolista, que no prevé ninguna prima en función de sus resultados individuales (como podrían ser los goles marcados, los pases decisivos o los partidos jugados). Con esas condiciones del fichaje del jugador por el equipo de la capital francesa limitado al periodo de febrero a mayo-junio y el mantenimiento del domicilio en Londres por parte de su familia, Beckham evitará convertirse en residente fiscal en Francia, lo que le habría obligado a pagar impuestos por la totalidad de sus ingresos mundiales.

Por debajo de la media

Otra de las paradojas del acuerdo entre el deportista -que se supone que en 2012 pudo haber ganado una treintena de millones de euros- y el PSG es que formalmente su sueldo será inferior a la media de 45.000 euros de la liga francesa. No obstante, estará netamente por encima del mínimo legal de 2.200 euros mensuales previsto por las instancias del fútbol, una cifra que se había evocado en el momento de la suscripción del contrato, cuando las dos partes se limitaron a indicar que el sueldo iría a sufragar obras caritativas para la infancia.

Está previsto que la nueva estrella de la formación parisina, que está pasando unos días en Estados Unidos, viaje con su equipo para los octavos de final de Liga de Campeones el próximo martes a Valencia, pero sin formar aún parte de la convocatoria oficial del equipo. Su debut se aplazará al próximo fin de semana en el partido correspondiente al campeonato doméstico y que enfrentará al PSG ante el Socheaux.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad