Baumgartner: "Quiero ser piloto de helicópteros de rescate"

stop

El saltador austriaco dice que quiere una nueva vida más tranquila antes de viajar a España para pasar unas vacaciones

La ascensión de Baumgartner, desde la sala de control

16 de octubre de 2012 (13:58 CET)

Felix Baumgartner, el hombre que se lanzó desde 39.000 kilómetros el pasado domingo, concibe la vida como una gran aventura, pero no quiere correr tantos riesgos en el futuro. En declaraciones recogidas por la radiotelevisión austriaca, Baumgartner recalca su voluntad de encontrar un trabajo estable: "Me retiro del deporte extremo. Me gustaría encontrar un trabajo decente, quiero ser piloto de helicópteros de rescate. Trabajar medio año en Los Alpes y medio año en California, luchando contra el fuego y rescatando gente".

Baumgartner, que en su juventud formó parte de los comandos de elite del Ejército austriaco, narrará todas sus experiencias en un libro, que se editará en Alemania, titulado "Conquistar el vuelo. Mi vida en caída libre". Antes, no obstante, se tomará unos días de vacaciones con su novia Nicola. La pareja se desplazará hasta España y el saltador más famoso del mundo ya ha advertido que desconectará totalmente. "Nada de correos electrónicos ni de telefonía móvil".

Red Bull gana 50 millones

El deportista austriaco más famoso planifica su futuro mientras Red Bull evalúa los beneficios de patrocinar a Baumgartner. La multinacional más famosa de bebidas energéticas cifra sus ganancias en unos 50 millones de euros tras el gran impacto mediático que tuvo el salto desde la estratosfera hasta el desierto mexicano de Baumgartner.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad