Bartomeu supera tres horas de interrogatorio en la Audiencia Nacional

stop

Fuentes del club aseguran que el presidente del Barça ha realizado una "declaración fetén"

Víctor Malo

Así fue la llegada del presidente del Barça, Josep María Bartomeu, a la Audiencia Nacional | Paco Campos - EFE
Así fue la llegada del presidente del Barça, Josep María Bartomeu, a la Audiencia Nacional | Paco Campos - EFE

13 de febrero de 2015 (14:47 CET)

El presidente del FC Barcelona, Josep María Bartomeu, superó las tres horas de interrogatorio a las que fue sometido este viernes en la Audiencia Nacional. Su declaración comenzó sobre las 11:00 horas y se prolongó hasta las 14:15 horas. La mayor parte del interrogatorio fue a cargo del juez Pablo Ruz, que se explayó durante más de dos horas. Las otras partes completaron el repertorio de preguntas en función de sus intereses durante la hora restante.

Tras el exhaustivo interrogatorio realizado por Ruz en la sala de vistas de la Audiencia, llegó el turno del fiscal, José Perals, y del Abogado del Estado, Edmundo Bal. Por último, intervinieron el abogado del Barça, Cristóbal Martell, y el abogado de Bartomeu, José Ángel González Franco, que trataron de acortar al máximo el extenso proceso.

Fuentes del Barça que han acompañado al presidente a Madrid han explicado a Diario Gol que "ha ido todo perfecto". "El presidente lo ha explicado todo muy bien. Ha respondido y aclarado todo. En definitiva, ha realizado una declaración fetén", afirman. La escena más curiosa de la mañana se vivió cuando el presidente se cruzó con Luis Bárcenas en las inmediaciones de la Audiencia.

Cristóbal Martell buscará otro representante legal del club

Por parte del Barça, únicamente declaró Cristóbal Martell, a partir de las 10:30 horas. El abogado del club se limitó a exponer al juez Ruz que en los próximos días buscarán al representante del Barça para lo referente a la segunda imputación de la entidad. El magistrado-juez denegó este jueves la presencia del director financiero del Barça, Néstor Amela, como representante del club en el proceso por su anterior condición de testigo.

La apertura de este proceso judicial precipitó la fuga de Sandro Rosell, que abandonó la poltrona presidencial del Barça sin explicar los verdaderos motivos. Sin embargo, el expresidente sigue imputado. Igual que el club, por dos veces. Igual que el actual presidente, Bartomeu. En este último caso, el juez considera que hay indicios de que se haya cometido un delito fiscal por impago de 2,8 millones de euros a Hacienda.  

Defienden la regularización de Cuatrecasas

El Barça, a través del abogado Cristóbal Martell, y Bartomeu defienden que la regularización de los impuestos derivados del fichaje de Neymar fue realizada en 2014. Lo sostienen en base a la asesoría fiscal realizada por Cuatrecasas

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad