Bartomeu se cargará la herencia de Rosell en el Barça

stop

El presidente hará cambios en la junta directiva, en las secciones, en el departamento comercial y en la comunicación del club si gana las elecciones

Momento en el que Josep Maria Bartomeu asume la presidencia del Barça tras la dimisión de Sandro Rosell

20 de abril de 2015 (23:25 CET)

Josep Maria Bartomeu, presidente del FC Barcelona, continuará la renovación de altos cargos  en el club para desmarcarse de la gestión de Sandro Rosell. El máximo dirigente introducirá cambios en la junta directiva, en las secciones profesionales, en el área comercial y en el departamento de comunicación si gana las próximas elecciones. Antes, Barto quiere rodearse de personas de su máxima confianza, pretende liderar una candidatura que sus asesores califican de "renovadora" y quiere colgar a Toni Freixa la etiqueta de "rosellista".

El actual presidente del Barça combina la gestión diaria con la planificación de la próxima campaña electoral. Sus asesores trabajan para mejorar su imagen, debilitada por el caso Neymar, y están convencidos de que un título de prestigio del equipo de Luis Enrique tendría un efecto revitalizante. Con la Liga o la Champions, las opciones de Bartomeu aumentan y disminuyen las de sus rivales.

Raventós y Colette

Bartomeu continuará el cambio que inició con los nombramientos de Ignacio Mestre y Albert Soler como máximos ejecutivos del club. El presidente del Barça, según una fuente próxima, quiere cambiar el funcionamiento de las secciones profesionales. El actual director es Joan Carles Raventós, un ejecutivo colocado por Rosell en 2010 que mantiene algunas discrepancias con Joan Bladé, el directivo responsable del baloncesto, y Joan Creus, el secretario técnico. También tuvo problemas con Eduard Coll, el anterior directivo responsable del balonmano.

El actual presidente del Barça también medita cambios en el departamento comercial, dirigido por Laurent Colette, y una reestructuración del departamento de comunicación que se frenó con el adelanto electoral. "La junta directiva no ha sabido construir un relato de su gestión", asume una fuente del club.

Freixa y Rosell

Bartomeu, como el resto de candidatos a la presidencia del Barça, espera que Joan Laporta mueva ficha. También aguarda que Freixa se pronuncie oficialmente. Portavoz y secretario de la junta directiva con Rosell, el abogado no desempeña ninguna función en la actual junta directiva. En la campaña electoral, Bartomeu defenderá que Freixa es el candidato continuista de Rosell.