Bartomeu inicia la transformación de las instalaciones del Barça

stop

El nuevo Miniestadi, la reordenación de la ciudad deportiva, el futuro Palau y la remodelación del Camp Nou costarán 640 millones de euros

Lluís Regàs

Imágenes virtuales de la remodelación del Camp Nou, del nuevo Palau Blaugrana y del futuro Miniestadi, en Sant Joan Despí
Imágenes virtuales de la remodelación del Camp Nou, del nuevo Palau Blaugrana y del futuro Miniestadi, en Sant Joan Despí

27 de marzo de 2015 (23:43 CET)

Josep Maria Bartomeu, presidente del FC Barcelona que aspira a ganar las próximas elecciones, ha iniciado ya la transformación de las instalaciones del club. El nuevo Miniestadi, cuyo proyecto fue presentado este viernes ante los medios de comunicación, estará terminado en 2017, y en los terrenos del actual campo del Barça B se construirá el futuro Palau Blaugrana. El nuevo Espai Barça culminará en 2021, con la remodelación del Camp Nou y su entorno.

El máximo dirigente azulgrana combate la erosión sufrida por el caso Neymar con la exposición del proyecto más ambicioso del club para el siglo XXI. En abril de 2014, los socios del Barça aprobaron, en referéndum, la propuesta de la actual junta directiva para modernizar y ampliar el Camp Nou, cuyas gradas estarán totalmente cubiertas y podrán acoger a 105.000 espectadores. En 2019, Bartomeu espera inaugurar el nuevo Palau, una exigencia de la Euroliga. El actual pabellón tiene una capacidad máxima para 7.500 personas, 2.500 menos de las que pide la patronal de los clubes europeos.

Miniestadi para 6.000 espectadores

El Barça, antes, necesita liberar las actuales instalaciones que tiene en Les Corts. El primer paso es la construcción del nuevo Miniestadi, con capacidad para 6.000 espectadores (9.000 plazas menos que el actual). Ésta es la cifra mínima que exige la Liga de Fútbol Profesional para los equipos de Segunda División. "Queremos que imite la arquitectura de los pequeños estadios británicos", destacó Jordi Moix, directivo responsable del área patrimonial.

El club ya ha contactado con seis despachos de arquitectos, cinco catalanes (Joan Tusell, Batlle i Roig, AiA, Josep Llobet arquitectes y Millet, Biosca i Associats) y uno de Bilbao (IDOM) para la construcción del nuevo Miniestadi, que costará 10 millones de euros. Las obras de remodelación de la ciudad deportiva costarán 30 millones más.

La tercera grada

El futuro Palau Blaugrana se edificará en los terrenos que actualmente ocupan el Miniestadi y dos campos de entrenamiento anexos. Será un pabellón polideportivo con 10.000 asientos, ampliable hasta las 12.000 localidades. Mayoritariamente jugará el equipo de baloncesto, que actualmente tiene unos 5.000 abonados. También se edificará una segunda cancha con capacidad para 2.000 espectadores.

El Barça, paralelamente, iniciará las obras de remodelación del Camp Nou a partir de 2016. El campo de fútbol tendrá unas 6.000 localidades más que ahora tras igualar la tercera grada y mejorar la visibilidad de la primera.

La remodelación del Camp Nou, la reordenación del espacio colindante y el nuevo Palau Blaugrana, según la actual junta directiva, costarán 600 millones de euros, cifra que se elevará hasta los 640 millones con las obras que se realizarán en Sant Joan Despí. En la ciudad deportiva del club.