Bartomeu garantiza la continuidad de Messi y Luis Enrique

stop

El presidente del Barça dice que el equipo ha sabido gestionar y ha solucionado los problemas entre la estrella y el técnico

Josep María Bartomeu, fotografiado antes de una rueda de prensa | EFE

24 de febrero de 2015 (11:47 CET)

Josep Maria Bartomeu, presidente del FC Barcelona, ha garantizado la continuidad de Leo Messi y Luis Enrique para la próxima temporada. El máximo dirigente ha admitido discrepancias entre ambos, pero inmediatamente ha insistido que el equipo ha solucionado todos los problemas, en una entrevista concedida a Radio Nacional de España.

"Messi está encantado en el Barça y nosotros con él. Es un culé y un catalán más", dijo Bartomeu del astro argentino. "Y Luis Enrique tiene un año más de contrato y será el entrenador del Barça la próxima temporada", prosiguió antes de abordar las tensiones que hubo entre ambos: "Lo importante es saberlo gestionar y se ha encontrado la solución".

Incertidumbre por el futuro de Alves

El presidente del Barça, en cambio, no quiso pronunciarse de forma rotunda sobre la continuidad o no de Dani Alves, que acaba contrato el próximo 30 de junio. "No sé si Alves seguirá", dijo Bartomeu, quien agradeció la discreción con la que los representantes del club y del futbolista están negociando el tema.

El máximo dirigente azulgrana también habló de otros futbolistas. Por ejemplo, del madridista Isco, que fue descartado hace dos años por el Barça. "Isco es un gran jugador. Ya, en el Málaga, le veía cosas de Iniesta", admitió Bartomeu, que ya sueña con una final de la Copa del Rey contra el Espanyol, con permiso de Villarreal y Athletic. Al respecto, Bartomeu no quiso polemizar sobre el posible escenario de una final catalana y dijo: "Me gustaría un estadio con mucha capacidad, pero no estaría bien jugar en casa".

La Liga y la Premier

El Barça, que acaba de firmar un nuevo contrato por los derechos televisivos con Movistar, espera noticias sobre la futura negociación colectiva. Actualmente, la Liga ingresa unos 800 millones de euros anuales y los clubes de la Premier se repartirán 6.900 millones en los próximos tres años. La distancia entre las dos competiciones crece. "Tenemos que explotar mejor la liga. Aquí tenemos a los mejores futbolistas, pero la Premier brilla más", expuso Bartomeu.