Bartomeu esperará el bajón del equipo para prescindir de Zubizarreta

stop

El director deportivo será uno de los últimos cambios del presidente del Barça antes de encarar la campaña electoral

El presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, y el director deportivo, Andoni Zubizarreta | EFE

03 de enero de 2015 (20:00 CET)

El director deportivo del FC Barcelona, Andoni Zubizarreta, cuenta los días que le quedan de servicio al club. El presidente, Josep Maria Bartomeu, busca el mejor momento para prescindir de él. Será, posiblemente, al término de la temporada actual y en la decisión pesarán los éxitos y fracasos deportivos de la primera plantilla de fútbol.

La sanción de la FIFA al Barça –dos mercados sin fichar— por contratación irregular de menores ha puesto a Zubi, nuevamente, en boca de la opinión pública, a pesar de que él poco o nada tiene que ver con este asunto. Fuentes del club desmienten que el director deportivo vaya a ser el cabeza de turco por el caso FIFA. Remarcan, no obstante, que a Zubi hay que juzgarlo por sus fichajes, y las próximas semanas serán clave: en dos meses, el equipo se juega llegar a la final de Copa, alcanzar los cuartos de la Champions y seguir cerca del Real Madrid en la Liga.

Vermaelen, Douglas y los porteros

Zubizarreta está molesto con la prensa. Recrimina a los periodistas que le cuestionen en los artículos y nieguen las críticas en el cara a cara. Son diversos los hechos que han marcado al director deportivo en estos años en materia de fichajes. Primero fue criticado por el escaso papel en las decisiones, anteponiendo las peticiones del dimitido presidente Sandro Rosell y de los técnicos a sus propias ideas.

La eterna búsqueda de un central de garantías durante diversas temporadas ha sido otra losa para Zubi. Este verano por fin ha cerrado el fichaje de Jeremy Mathieu y Thomas Vermaelen, lesionado, que debutará a final de temporada y quedaba libre en julio de 2015. Las actuaciones del lateral Douglas Pereira han dinamitado el escaso crédito del encargado de la parcela deportiva, a pesar de que insiste que no es de rendimiento para esta campaña.

Un as en la manga

La renovación de la plantilla que le encomendaron esta temporada, no obstante, deja buenas noticias en la portería. Claudio Bravo y Marc-André ter Stegen, la gran apuesta de Zubizarreta, han hecho olvidar a Víctor Valdés. El director deportivo también saca pecho por la operación Luis Suárez, en la que el club pagó 81 millones por los servicios del delantero del Liverpool.

Otras fuentes del club destacan que Bartomeu es el único que sabe cuándo saltará Zubi. El director deportivo ya está amortizado después de cuatro temporadas y media. Además, no podrá fichar hasta enero de 2016, el que sería su último mercado (termina contrato en junio del mismo año y coincide con las elecciones), aunque mantendrá el seguimiento de jugadores y perfilará el posible regreso de cedidos para 2015. Ya se ha reunido con el técnico, Luis Enrique, para tratar el tema. El relevo de un hombre tan cuestionado es un as en la manga del presidente de cara a la campaña electoral.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad