Barcelona encuentra la fórmula para rentabilizar las instalaciones olímpicas

stop

La capital catalana abrirá el primer Open Camp del mundo, un parque temático familiar dedicado al deporte

Vista aérea de la anilla olímpica de Barcelona

21 de febrero de 2015 (19:44 CET)

Una empresa catalana tiene la fórmula para rentabilizar las instalaciones olímpicas. Open Camp, el parque temático pionero dedicado al deporte, logrará que las infraestructuras construidas para Barcelona-92 sean las primeras del mundo con resultado de explotación positivo. Abrirá sus puertas en 2016.

El impulsor del Open Camp, Paco Medina, asegura que todos los parques olímpicos son deficitarios porque sólo están pensados para su explotación durante el mes que dura la competición. Este proyecto persigue "la reconversión de las instalaciones deportivas" para explotarlas a través del turismo deportivo familiar. En este caso adaptará al proyecto la anilla olímpica de Montjuïc.

Un poco de todo

Medina ha valorado que el mayor entretenimiento del mundo en términos económicos es el deporte. Y la mejor manera de explotarlo es con un parque temático y tecnología. El Open Camp prevé una experiencia única para el turista, con un poco de todo: 20% de espectáculos, 20% de compras, 20% de experiencias deportivas, y 20% de tours y museos. El parque, de hecho, tendrá la primera galería paralímpica del mundo. "No hay que banalizar los recintos deportivos", ha dicho Medina cuando ha puesto ejemplos de reutilización de instalaciones deportivas en centros para celebrar comuniones y bautizos.

El Open Camp busca que el visitante pase de espectador a protagonista; ser la primera plataforma pay per play; convertir la competición en un juego entre familiares y amigos, y pasar de la interacción (virtual) a la participación (real). Para ello contará con las últimas tecnologías, que permitirán, por ejemplo, competir contra los tiempos de los deportistas de élite y grabar imágenes de los turistas participando en cada una de las modalidades. También con cámara lenta, para que los visitantes se lleven un recuerdo único a casa.

Impacto económico de 53 millones anuales

Medina ha acuñado el término sportainment (deporte y entretenimiento). "La experiencia eres tú", ha dicho durante la IV Jornada SocialNetSport, dedicada al turismo deportivo. El consejero delegado del Open Camp ha deslizado también que "los grandes deportes no han estructurado una oferta turística propia".

Open Camp prevé 7.000 visitas diarias, durante los 230 días de apertura. Es un proyecto financiado 100% por el sector privado que busca la promoción del deporte y el uso continuado de las instalaciones olímpicas. Medina cree que el parque temático estará entre los primeros 15 de Europa en importancia. El impacto anual para Barcelona será de 53 millones, y la inversión inicial del proyecto, de 21 millones de euros. Creará 240 puestos de trabajo directos.

Instalaciones olímpicas como las de Atenas (2004) y Beijing (2008) están abandonadas a la espera de un mundial, que dura una semana, o de un concierto, que dura un día. El COI centra sus esfuerzos en la sostenibilidad de las próximas instalaciones olímpicas. En Londres 2012, de hecho, hubo pabellones y estadios desmontables, y el Estadio Olímpico será la casa del West Ham.