Balotelli: "Si no hubieras cometido grandes pecados, Dios no habría enviado un castigo como yo sobre ti"

stop

El delantero del Manchester City colecciona excentricidades dentro y fuera de los terrenos de juego

Mario Balotelli, con gesto poco amigable

05 de enero de 2013 (16:45 CET)

 
Mario Balotelli ha empezado 2013 en las portadas de los principales diarios. El futbolista italiano protagonizó un enfrentamiento con el técnico del Manchester City, Roberto Mancini, en el que ambos llegaron a las manos. Es la última acción polémica en la que se ve envuelto el delantero de ascendencia ghanesa. A las 41 excentricidades del ariete hay que añadir otras diez. Estos son algunos de los motivos por los que jamás tuvo opciones de permanecer en la Masia del Barça.

1. "Estoy encantado de recibir el premio. ¿Quién más podría haberlo ganado si no yo? Hace dos años quedé sexto y en 2009, cuarto. Solo hay un futbolista mejor que yo: Messi". Su reacción tras ganar el Golden Boy en 2010.

2. "El árbitro vio mi cuerpo y tuvo envidia. Por eso me amonestó". La reacción a la amarilla que le mostró el colegiado del Italia-Alemania durante la Euro'12, en la que se despojó de la zamarra al anotar el segundo gol.

3. "¿Cuando un cartero entrega una carta lo celebra?". Considera que le pagan por marcar goles, que es su trabajo. Por eso prefiere quedarse quieto y no realizar ninguna celebración cuando logra meter uno.

4. "Si alguien me lanza un plátano iré a la cárcel, porque lo mataré". Así se presentó el delantero en la Eurocopa de Ucrania y Polonia.

5. "Sí, creo que soy un genio, no un rebelde... Tengo mi vida, mi mundo, hago lo que quiero sin molestar a nadie. Creo que soy más inteligente que las personas promedio. Pocos tienen mi talento, así que también son pocos los que pueden juzgarme". Entrevista concedida a France Football.

6. En enero de 2012 le pisó la cabeza al futbolista del Tottenham Scott Parker cuando ambos cayeron al suelo. Balotelli se rió de su violenta acción. Le sancionaron con cuatro partidos.

7. Siendo jugador del Manchester City, se coló en la rueda de prensa en la que el Inter de Milán (su antiguo club) presentaba al nuevo técnico, Andrea Stranaccioni.

8. En 2012 se tatuó una frase de Gengis Kan en el pecho: "Soy el castigo de Dios. Si no hubieras cometido grandes pecados, Dios no habría enviado un castigo como yo sobre ti".

9. "Odio a los periodistas. Difícilmente pierdo el tiempo hablando con ellos. Cuando discuto con mi hermana y no me da la razón, le digo: que sepas que hoy, para mí, eres un periodista. Y le retiro la palabra".

10. Llegó a las manos con su entrenador en el Manchester City, Roberto Mancini.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad