Arranca la final de la Copa Davis, un negocio de dudosa rentabilidad

stop

Las ciudades organizadoras generan pérdidas o ingresos en función de la eliminatoria

El lugar de la final, desde el aire

15 de noviembre de 2012 (18:43 CET)

España, la gran potencia tenística del siglo XXI, quiere su sexta ensaladera. David Ferrer y Radek Stepanek lucharán por el primer punto de la final. Este fin de semana termina un acontecimiento deportivo que genera ingresos de alrededor de 42 millones de euros al año y que cuenta con patrocinadores de la talla de BNP Paribas, HP, Rolex, Hugo Boss, NH Hoteles, Adecco y Wilson.

A pesar del dinero que mueve la Davis, es un negocio de dudosa rentabilidad para las ciudades organizadoras. "A nivel de ingresos cada eliminatoria es un mundo", aseguran a Diario Gol desde la Real Federación Española de Tenis (RFET). Sobre todo en los tiempos que corren. "Oviedo no fue rentable, pero no había ninguna ciudad que quisiera organizar las eliminatorias", confirman en referencia a los cuartos de final que se disputaron el pasado febrero en la capital asturiana y en los que España eliminó a Kazakhstan. Por cierto, Juan Carlos Ferrero, ya retirado y sin opciones de jugar en Praga, está en disposición de conquistar su cuarta ensaladera, ya que participó en esa eliminatoria.

El caso de Oviedo no es algo nuevo. La final que acogió Sevilla en 2011, sin ir más lejos, conllevó pérdidas para la ciudad de un millón de euros. La candidatura y el canon para acoger la final ya costaron un millón de euros. De los 3,5 millones invertidos, solo se recuperaron 2,8 millones de euros. En cambio, Córdoba recuperó 5,27 euros por euro invertido en las semifinales de 2011.

Triste Feliciano

España, que tiene el récord de imbatibilidad en eliminatorias sobre tierra batida con 26 triunfos consecutivos, deberá adaptarse a la pista del O2 Arena, dura, y en la que quería estar Feliciano López, quinto hombre de Corretja y, por lo tanto, descartado. "Preguntadle a Berdych a quién no hubiera preferido tener de rival. Si había alguien que podía ganarle en esa pista era yo", ha lamentado. Tampoco percibirá ni un euro del premio en metálico --que sí cobrará Ferrero--- por no haber participado en todo el torneo. Con todo, será Nicolás Almagro el que se enfrente a Berdych en el segundo partido, y David Ferrer el que lo haga en el cuarto. Los dobles los jugarán Marc López y Marcel Granollers ante Ivo Minar y Lukas Rosol. Cerrará la final el duelo entre Stepanek y Almagro.

El equipo español afronta la novena final de Copa Davis. Las dos primeras las perdió (1965 y 1967), cuando Manolo Santana apenas era el único gran representante del deporte en este país. La tercera oportunidad llegó ya en el nuevo milenio (2000), con un joven Rafa Nadal como abanderado, en un equipo formado por Albert Costa, Joan Balcells, Juan Carlos Ferrero y Àlex Corretja, hoy seleccionador. Y la ganó, ante Australia, en el Palau Sant Jordi, en la primera ocasión en la que España acogió la final del campeonato. Desde entonces, el equipo nacional ha levantado cuatro títulos más: 2004 (en Sevilla, ante Estados Unidos), 2008 (en Argentina), 2009 (en Barcelona, ante la República Checa) y 2011 (en Sevilla, ante Argentina). Solo se perdió la del 2003, precisamente ante los australianos. Mientras, España ha acogido otras tres finales: Sevilla, 2004 y 2011, y Barcelona, en 2009.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad