Arda coloca al Atlético en la rampa de lanzamiento

stop

El turco sella la victoria en Granada (0-1) antes de los trascendentales choques ante Sevilla y Real Madrid

Arda Turan, en el instante de batir a Toño

18 de noviembre de 2012 (23:38 CET)

Hace tiempo que el Atlético cotiza al alza. Pasan las jornadas y los hombres del Cholo Simeone permanecen a rebufo del Barça, a la espera de un mes de diciembre que podría empezar a poner las cosas en su sitio. Granada y Sevilla se postulaban como últimos tests en serio para los rojiblancos. Gracias a un destello de Arda Turan, los colchoneros solventaron de forma positiva su visita al Nuevo Los Cármenes y se sitúan en una posición privilegiada antes de afrontar la fase más importante de la temporada.

El Atlético consiguió una trabajada victoria ante el Granada (0-1), gracias al solitario gol de Arda en la reanudación. Llegaban los del Cholo a Granada con su once tipo en busca de su décimo triunfo del curso. A pesar de la osadía inicial nazarí, el equipo de Simeone se mantuvo bien posicionado demostrando, una vez más, que sus victorias están cimentadas más en la solidez defensiva que en la brillantez en ataque.

Courtois, salvador. y palo de Torje

De la mano de un gran El-Arabi, los de Anquela hacían méritos para adelantarse en el marcador, mientras Falcao quedó reducido a la condición de mero espectador. En el descanso, Simeone movió el banquillo y retiró del campo a un gris Adrián para dar entrada a Diego Costa, quien incomprensiblemente tardó más de un minuto en saltar al césped mientras el Atlético iniciaba el segundo tiempo en inferioridad. Sin embargo, ya con once, los rojiblancos adelantaron líneas y parecían más cómodos sobre todo tras la entrada de Koke quien, en su primera acción, apareció por la derecha para poner un pase medido a la bota de Arda que sólo la tuvo que empujar.

Con el marcador a favor, el partido se abrió por la necesidad del Granada de lanzarse al ataque en busca del empate y ante la omnipresencia de Diego Costa en el área nazarí. Sin embargo, en una jugada aislada, Mario Suárez veía la segunda amarilla por tocar el balón con la mano y dejaba a su equipo con diez. Tras agotar ambos técnicos todos su cambios de forma prematura, Simeone equilibró su centro del campo dando entraba a Tiago mientras que Anquela reestructuraba su equipo en menos de cinco minutos dando entrada a Ighalo y Orellana primero, y a Juanma Ortiz por un revolucionado Iriney después. Con el parón tras las sustituciones, las revoluciones del duelo bajaron y se vivió un partido tranquilo en las áreas que el Atlético supo manejar para hacer volar los tres puntos a Madrid.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad