Aplazada la declaración de Eufemiano Fuentes por la Operación Puerto

stop

El principal implicado en la mayor trama de dopaje de España comparecerá este martes durante un juicio que se prevé muy intenso

Víctor Malo

El médico Eufemiano Fuentes; uno de los directores deportivos del equipo Comunitat Valenciana, José Ignacio Labarta Barrera; y el exdirector del Kelme, Vicente Belda, durante el juicio de la Operación Puerto | EFE
El médico Eufemiano Fuentes; uno de los directores deportivos del equipo Comunitat Valenciana, José Ignacio Labarta Barrera; y el exdirector del Kelme, Vicente Belda, durante el juicio de la Operación Puerto | EFE

28 de enero de 2013 (19:44 CET)

Siete años después, la justicia retomó la Operación Puerto, la trama de dopaje más escandalosa que se ha producido en España. Este lunes se inició el juicio oral en el Juzgado de lo Penal número 21 de Madrid, cuya duración será de prácticamente dos meses, hasta el 22 de marzo. Eufemiano Fuentes, el principal señalado, declarará el martes en la sala presidida por la jueza Julia Patricia Santamaría, después de que su intervención haya sido pospuesta.

Eufemiano Fuentes, médico especializado en ginecología y medicina deportiva, es uno de los cinco imputados del caso. Los otros cuatro son Yolanda Fuentes, hermana de Eufemiano y exdirectora médica del equipo de ciclismo Kelme-Comunitat Valenciana; Jose Ignacio Labarta, exdirector deportivo del equipo Kelme; Vicente Belda, ex director del equipo Kelme; y Manolo Saiz, exdirector de los equipos ONCE y Liberty, también conocido como Osobuco y El Gordo. Los dos primeros, al igual que Eufemiano, también se encuentran implicados en la Operación Galgo.

Además, comparecerán en calidad de testigos varios ciclistas de renombre internacional, como Alberto Contador. Tras el de Pinto, prestarán declaración Jaksche, Basso, Nozal, Beloki, Scarponi, Unai Osa, Marcos Serrano, David Etxebarría y Pedro Díaz Lobato. La acusación particular, encabezada por Jesús Manzano, no intervendrá hasta el próximo 11 de febrero. Por delante, tendrá la difícil tarea de demostrar la culpabilidad de los cinco imputados y de probar fehacientemente que la Operación Puerto esconde tras de sí una compleja trama para mejorar el rendimiento de deportistas a base de la inyección, ingesta o transfusión de sustancias prohibidas.

Antecedentes


Hay muchas personalidades del mundo del deporte que han sido relacionadas con la Operación Puerto. El ciclismo es la disciplina que se ha visto más afectada, siempre en el punto de mira de las autoridades antidopaje. Sin embargo, de los informes presentados en su día por la Guardia Civil, que destapó el entramado, y de algunas declaraciones efectuadas por el propio Eufemiano Fuentes se desprende que los ciclistas representan un 33% de los deportistas implicados.

En concreto, hay 58 ciclistas – entre los que podrían estar Contador y Alejandro Valverde – dentro de un colectivo de deportistas más amplio, en el que también hay atletas, futbolistas, tenistas y baloncestistas. En una entrevista concedida para el diario francés Le Monde en diciembre de 2006, Fuentes llegó a decir que no podía responder a la pregunta de si había trabajado para equipos como el Real Madrid o el FC Barcelona. Estaba intimidado.

Amenazas de muerte

"Me han amenazado de muerte si decía ciertas cosas, yo y mi familia podríamos tener problemas graves. Me han amenazado tres veces. Y no me van a amenazar una cuarta", concretó Fuentes, entonces. "Hay deportes contra los que no se puede ir porque disponen de una maquinaria legal muy potente para defenderse. Y eso podría incluso costar el puesto a quien gobierna el deporte actualmente", expuso. Según se desprende de los informes probatorios, Fuentes tenía los clientes clasificados en tres tipos: azules (equipo Liberty), verdes (equipo Kelme) y míos (clientes propios).

El doctor Fuentes está en el ojo del huracán desde hace varios años. Sus cuestionables métodos para mejorar el rendimiento de los deportistas desde la década de los 80 le ha implicado en numerosos escándalos. No obstante, la mayoría de las veces ha salido airoso, y solamente la ‘Operación Puerto' ha llegado a ponerle contra las cuerdas. En 2006, pasó una noche en la prisión de Soto del Real, poco después de que la Guardia Civil incautase 185 bolsas de sangre y 39 bolsas de plasma, así como esteroides, anabolizantes, corticoides y otras hormonas, de un laboratorio clandestino de Madrid. Hasta el próximo 22 de marzo, se prevén intensas jornadas en el Juzgado número 21 antes de cerrar definitivamente la mayor trama de dopaje de la historia de España.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad