Anticorrupción se querella contra 42 protagonistas del Levante-Zaragoza

stop

La Fiscalía entiende que se ha producido un delito de fraude deportivo

Javier Aguirre, exentrenador del Zaragoza

15 de diciembre de 2014 (17:05 CET)

La Fiscalía anticorrupción ha presentado una querella por un presunto delito de fraude deportivo contra 42 personas implicadas en el partido de Liga que disputaron el Levante y el Zaragoza en la temporada 2010-11 y que supuso la salvación del equipo aragonés.

Por el Zaragoza están imputados el club; el entonces presidente, Agapito Iglesias; el técnico, Javier Aguirre; el director deportivo, Antonio Prieto; y los consejeros Francisco Javier Porquera y Francisco José Checa.

En la querella también figuran los jugadores Lanzaro, Doblas, da Silva, Jorge López, Ander Herrera, Brulio Nóbrega, Ponzio, Gabi, Diogo, Obradovic, Uche, Pinter, Paredes, Leo Franco, Jarosik, Bertolo, Boutahar y Lafita.

Victoria zaragocista por 1-2

Anticorrupción ha imputado a los jugadores del Levante Pallardó, Munúa, Rodas, Jordá, Suárez, Xavi Torres, Stuani, Alves, Montero, Robusté, Javi Venta, Reina, Caicedo, Iborra, Muñoz, Ballesteros, Juanfran y David Cerrajería.

El fiscal del caso, Alejandro Luzón, cifra en 965.000 euros la cantidad que "jugadores del Real Zaragoza hicieron llegar en metálico a los jugadores querellados del Levante antes del comienzo del partido", que concluyó con victoria zaragocista por 1-2.

La Fiscalía entiende que estos hechos son constitutivos de un delito de fraude deportivo previsto en el artículo 286 bis.4 del Código Penal.