Anna Tarrés se apropió la gestión de los derechos de imagen de sus nadadoras

stop

La exseleccionadora de sincronizada habría impuesto un contrato publicitario a sus pupilas

Anna Tarrés, durante un entrenamiento / Archivo

17 de noviembre de 2012 (19:58 CET)

Continúa la polémica en torno a la figura de Anna Tarrés. La exseleccionadora nacional de natación sincronizada habría impuesto un contrato publicitario a varias nadadoras del combinado español, el cual incluía una cláusula por la que la propia Tarrés se encargaba de la gestión y distribución de todos los ingresos.

Según ha informado laSexta, a las nadadoras se les entregó un documento con una cláusula que establecía que todos los ingresos generados por patrocinios, actos publicitarios o participaciones en campus a nivel individual tenían que ser gestionados por Anna Tarrés.

"Forzadas a firmar"


Marga Crespí, una de las componentes del combinado nacional, reconoció a la cadena televisiva que se vieron obligadas a aceptar el contrato. "En esa época estábamos al mando de Anna Tarrés y sabíamos que teníamos que firmarlo y que en caso contrario sufriríamos represalias", declaró.

Además, Andrea Fuentes reconoció que se vio "un poco forzada a firmar". "Evidentemente firmé porque yo quise; lo que está claro es que son sistemas un poco represivos. Te ves un poco medio forzada a firmar", señaló.

Tarrés, que inició el pasado lunes el juicio contra la Federación Española de Natación tras ver rescindido su contrato, vio como 16 exnadadoras denunciaban en septiembre tratos vejatorios de la entrenadora. Ahora, nadadoras en activo denuncian la imposición de este 'contrato de representación o agencia', como es conocido, por parte de Tarrés.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad