Anna Tarrés fichará por la selección de México a razón de unos 72.000 euros

stop

Kiril Todorov anuncia la próxima contratación de la ex seleccionadora española de natación sincronizada, libre de su vinculación con la RFEN

Anna Tarrés, durante uno de sus intensos entrenamientos | EFE

10 de enero de 2013 (03:30 CET)

Anna Tarrés volverá a trabajar. Después de cuatro meses de polémicas, acusaciones y procesos judiciales, la ex seleccionadora española ha recibido una buena noticia: su fichaje, prácticamente cerrado, por la Federación Mexicana de Natación (FMN). Tarrés no será la seleccionadora del equipo, sino la directora técnica y cobrará una cantidad cercana a 72.000 euros anuales (100.000 pesos al mes) además de otros intangibles como una residencia en México. 

Kiril Todorov, presidente de la FMN, ha anunciado que está a un paso de firmar la contratación de la entrenadora más admirada y criticada de la natación sincronizada durante los últimos años, después de que el pasado 31 de diciembre finalizase su vínculo contractual con la Real Federación Española de Natación. Todorov, que ya venía avisando de su interés por Tarrés desde 2002, ha dicho sobre ella que "es una entrenadora de alto nivel", pero ha aclarado que su tarea será más bien como asesora: "Nos ayudará a hacer un diagnóstico en una colaboración con viajes a México por dos semanas cada dos meses. Estamos al final de la negociación".

La tercera opción

Anna Tarrés condujo al equipo español de natación sincronizada a lo más alto (55 medallas, cuatro de ellas olímpicas), con menos medios y tradición que muchos de sus rivales, y protagonizó el ascenso meteórico de esta disciplina, que partía del anonimato cuando ella cogió las riendas. De la mano de Gemma Mengual y de Andrea Fuentes, Tarrés rozó la gloria, y estuvieron a punto de tirarla por tierra las 15 ex nadadoras que la acusaron de todo tipo de maltratos psicológicos.

Pese a las trabas que tanto Tarrés como su abogado, Jorge García, reconocieron que se encontró la entrenadora para encontrar un nuevo equipo, finalmente Tarrés tendrá su futuro asegurado de cara a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Aunque, probablemente, las pretensiones de Tarrés pasaban por entrenar a un equipo más consolidado, como Canadá, o a la selección de Brasil, país organizador de los Juegos. México tiene a su favor que será el país organizador de los Mundiales de natación de 2017.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad