Andrés Iniesta se encara con un grupo de periodistas que hacían guardia frente a la casa de Jordi Pujol

stop

El futbolista del Barça fue 'cazado' por los cámaras en una visita a una clínica de reproducción asistida acompañado por su mujer

Andrés Iniesta se encara con un grupo de periodistas en una clínica de Barcelona

08 de enero de 2015 (17:52 CET)

Andrés Iniesta y su esposa, Anna Ortiz, visitaron este jueves por la mañana una clínica de reproducción asistida ubicada en la zona alta de Barcelona. El centrocampista del Barça llegó a media mañana con su Audi al centro Imara, ubicado en la Ronda General Mitre, y se encontró con la sorpresa de un arsenal de periodistas y cámaras que captaron su llegada.

Iniesta sacó su lado menos agradable y se encaró con varios de los cámaras que le apuntaban con el objetivo. "Hoy no toca, es una cosa privada", dijo cuando le quisieron preguntar por Messi y sobre la tensa situación que afecta al Barça, que ha convocado elecciones para final de temporada.

Un ponche, para aliviar el frío

Los periodistas no le estaba esperando a él. Hacían guardia frente a la casa del expresidente de la Generalitat, Jordi Pujol. Para los medios también fue una sorpresa toparse con Iniesta, y más porque llevaban varias horas de guardia, pasando frío.

A la salida de la clínica, Iniesta volvió a mostrarse obtuso. Insistió en que no haría declaraciones, en tono irritado, y se fue rumbo a casa. Al terminar el episodio, el responsable de la clínica, en señal de agradecimiento, invitó a los cámaras y periodistas a tomar un poco de ponche para sobrellevar mejor el frío que estaban pasando en la calle.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad