Amnistía Internacional denuncia un clima de represión en Azerbaiyán antes de los Juegos Europeos

stop

La ONG acusa al país caucásico de tener a 22 presos de conciencia encarcelados tras presentar cargos falsos contra ellos

Disturbios en Azerbaiyán el pasado 2012

04 de marzo de 2015 (01:00 CET)

La ONG Amnistía Internacional (AI) acusa al gobierno de Azerbaiyán de tener al menos 22 presos de concienciaen sus cárceles tras haber presentado cargos falsos que van desde el fraude al abuso de drogas o la traición. Este tipo de reclusos son aquellos que han sido detenidos por su ideología sin haber propugnado ni practicado la violencia.

El director del Programa de AI en Europa y Asia Central, John Dalhuisen, ha avisado: "Nadie debería dejarse embaucar por los brillos del espectáculo que está organizando Azerbaiyán para proyectar una imagen internacional inmaculada y atraer inversión extranjera. Sus autoridades están entre las más represivas de Europa y estarían en el podio si se concedieran medallas por el número de activistas y defensores de los derechos humanos encarcelados".

Más de 90 vulneraciones de los derechos humanos

Amnistía Internacional afirma tener detalles de más de 90 casos de hostigamiento, intimidación y detención arbitraria a periodistas y críticos del gobierno azerí. Uno de los incidentes más célebres es el de la reportera Khadija Ismayilova, con varios premios por sus investigaciones, que fue detenida en diciembre por incitar al suicidio a un ex compañero. Ismayilova había publicado una lista de presos políticos y estaba investigando las relaciones del presidente Aliyev con un proyecto de construcción en Bakú.

"Con la mirada puesta en los petrodólares de Azerbaiyán, la comunidad internacional ha guardado un llamativo silencio sobre las violaciones de derechos humanos y las represivas tácticas del país. Es una actitud tremendamente corta de miras que hace un flaco servicio a las personas que actualmente se consumen entre rejas", ha concluido John Dalhuisen.