Alonso y McLaren, a la greña tras el accidente del piloto

stop

El asturiano y la escudería discrepan sobre las causas del percance que se produjo en Montmeló

Fernando Alonso posa con dos monoplazas de McLaren utilizados en el Mundial de Fórmula 1 de 2015

02 de marzo de 2015 (23:50 CET)

El accidente que sufrió Fernando Alonso el domingo 22 de febrero ha abierto las primeras tensiones entre el piloto y McLaren. El deportista español está convencido de que su monoplaza chocó contra una barrera de protección en el Circuit de Barcelona-Catalunya por culpa de un fallo técnico, opción que descarta la escudería. Eric Boullier, jefe del equipo británico, atribuyó el accidente al fuerte viento que dificultaba los entrenamientos.

Alonso y McLaren siguen a la greña. El accidente de Montmeló, según fuentes de la Fórmula 1, ha acentuado las discrepancias iniciales entre el piloto y la escudería de Woking, que se centraron en las prestaciones del nuevo monoplaza. El asturiano no recuerda el accidente y tanto su entorno como los representantes del equipo inglés admiten que Alonso perdió el conocimiento tras chocar su coche contra una valla lateral del circuito. Discrepan, sin embargo, en las causas.

Posible fallo técnico

"Ha sido un accidente normal de unos entrenamientos", manifestó Boullier, hace una semana. "No hemos detectado nada en la telemetría. No hubo nada anormal en el accidente", añadió Ron Dennis, presidente ejecutivo de McLaren. Ambos intentaron minimizar las causas del percance, una actitud que molestó a los principales colaboradores de Alonso, que reclamaron un análisis exhaustivo del vehículo. Sostienen que el incidente se debió a un fallo técnico del McLaren que conducía el excampeón del mundo.

Alonso, mientras, se recupera del fuerte traumatismo que sufrió en el circuito de Montmeló y espera correr en el Gran Premio de Australia, primera carrera de la nueva temporada, que se disputará entre el 13 y el 15 de marzo. Las sensaciones en Woking, sin embargo, no son muy positivas después de los últimos ensayos. "McLaren no será competitivo durante unos meses", admitió Boullier.

Cláusula de rescisión

Los malos tiempos de McLaren y el accidente de Alonso han reabierto algunas dudas sobre el regreso del piloto a la escudería británica, en la que ya militó en 2007. Entonces, el asturiano denunció un trato de favor del equipo a Lewis Hamilton y un año después volvió a Renault.

Alonso fichó a finales de 2014 por McLaren después de cinco años con más problemas que alegrías en Ferrari. El campeón del mundo de Fórmula 1 de 2005 y 2006 abandonó el equipo italiano tras denunciar reiteradamente que no contaba con un coche ganador. En McLaren tampoco ha encontrado, de momento, un coche fiable y algunas fuentes aseguran que el asturiano se reserva una cláusula para rescindir su compromiso con la escudería británica a finales de 2015.

Boullier, al menos públicamente, ha negado la existencia de dicha cláusula y ha recordado que Alonso se ha comprometido por dos años, con opción a un tercero, con McLaren.